DOCUMENTOS SOBRE EVA DUARTE DE PERON 


Eva Ibarguren EVA IBARGUREN EVA DUARTE EVA PERON EVA PERON EVA PERON EVA PERON

María Eva Duarte de Perón / Evita. Argentina 1919-1952

Visión óptima con Internet Explorer

EL MONUMENTO A EVITA

EL MONUMENTO A EVITA

Los restos de Evita fueron depositados en la CGT, en la tarde del 11 de agosto de 1952, mientras los oradores designados para despedirlos preparaban sus carillas. El locutor de Radio del Estado, con su voz engolada, anunci˛ que a partir de ese instante, "por decisi˛n del Ministerio de Comunicaciones, y en momoria de la excelsa personalidad de la extinta, todas las emisoras del paýs silenciarÓn sus transmisiones por una hora".

Cumplido el homenaje, inici˛ la serie de discursos el Ministro del Interior, Angel Gabriel Borlenghi, quien sorprendi˛ a todos con frases poŔticas: " Llora este pueblo, sý; pero como lloran las montañas que ofrecen a la naturaleza el turbulento caudal del nuevo rýo, cuando las parte el cataclismo. í Eva Per˛n !, mÓrtir del trabajo, eminencia de la justicia, santa de la protecci˛n, cielo de los humildes, sol de los desamparados, hada de los niños ".

Por su parte, Alberto Teisaire no quiso ser menos en el terreno de oratoria y ley˛ este pÓrrafo: " A tu conjuro se deshicieron en hilachas las construcciones de la maldad y la arquitectura del odio. Y mientras la luz de tu espýritu se hacýa claridad en la vida de tu pueblo, tu carne se abatýa consumida en la llama de tu propio fervor ". Rodolfo Valenzuela, presidente de la Corte Suprema de Justicia, advirti˛ en su discurso que " con el alejamiento de Eva Per˛n, los jueces argentinos echamos de menos un c˛digo de amor incomparable, un estrado de serenidad y de buen juicio ".

La senadora Juanita Larrauri se dirigi˛ en terminos mÓs emotivos: " JamÓs, señora Evita, en la historia del mundo, tantos lloraron con tantas lÓgrimas una pena tan honda para su coraz˛n ".

Y, finalmente, le toc˛ al titular de la CÓmara de Diputados, HŔctor J. CÓmpora, rescatar del olvido el clÓsico discurso de despedida, cargado de lugares comunes y frases hechas. Una de ellas decýa: " Juremos proseguir las enseñanzas y la obra al borde mismo de su tumba, de la mujer argentina por antonomasia, cuyo coraz˛n debiera conservarse para darnos la ilusi˛n de que escuchamos los latidos que acompasaron su ascensi˛n a todas las azules idealidades ".á La muerte de Evita desencaden˛ un verdadero certamen de homenajes, al que no serýan extraños los funcionarios estatales y menos a¨n los legisladores oficialistas de todo el pÓis. Los primeros en adelantarse a proponer que " una ciudad importante lleve el nombre de la ilustre extinta " fueron los diputados de Buenos Aires.ááLa rama femenina del Partido Peronista envi˛ un memorÓndum al Gobernador Carlos Vicente AloŔ, en el que se solicitaba el nombre de Evita para la ciudad de La Plata. La campaña dio resultado y el 8 de agosto la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, aprob˛, por acuerdo de ambas CÓmaras, rebautizar a la capital bonaerense. Esa misma ley, que calificaba a la ciudad de La Plata como " un prodigio argentino ", obligaba tambiŔn a denominar Eva Per˛n a una escuela de cada distrito provincial, y a un aula en cada una de ellas.

AdhiriŔndose a los homenajes, la Universidad de Buenos Aires decidi˛ imponer en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, y en el Colegio nacional Buenos Aires (ambos a su cargo) la utilizaci˛n de La raz˛n de mi vida como texto obligatorio. Seg¨n esa disposici˛n, el libro de Evita servirýa a los alumnos de tercer año para lectura, ejercicios de ortografýa y sintaxis; a los de cuarto, como ejemplo literario; áa los de quinto, como repaso; y a los de sexto, para monografýas y concursos. Finalmente, La raz˛n de mi vida iba a servir como complemento de los cursos de Historia Argentina, Derecho, Instrucci˛n Cývica y Economýa Polýtica.

Pero la imposici˛n de ese libro no se detenýa allý. Recomendado por los profesores, de acuerdo con las "sugerencias" del Ministerio de Educaci˛n, tambiŔn fue incluido en los programas de estudio de los colegios secundarios estatales,y en no pocos establecimientos de enseñanza privada.

La tirada de La raz˛n deámi vida lleg˛ a 1.388.852 ejemplares, seg¨n el testimonio de la empresa editora Jacobo Peuser, y la mayor parte se distribuy˛ al principio, en entidades de bien p¨blico, dependencias estatales y asociaciones culturales y deportivas.

La venta del libro ( la edici˛n popular costaba 9 pesos, y la encuadernada 16 ) era cuidadosamente controlada por funcionarios de la Fundaci˛n, quienes recorrýan las librerýas para verificar si se lo exhibýa en forma visible y si la cantidad de ejemplares recibidos concordaba con la cuota asignada.

Al cumplirse el primer mes de la muerte de Evita, el 26 de agosto de 1952, la CGT organiz˛ una gigantesca marcha de antorchas. Silenciosamente, la multitud volvi˛ a desfilar otra vez por las calles cŔntricas y desemboc˛ en la CGT, para rezar oraciones " por el descanso del alma de Evita ", cerca de la tumba provisoria.

El gran homenaje, sin embargo iba a efectuarse dos meses despuŔs, el 17 de octubre, cuando la central obrera decidi˛ " dedicar la fecha a la memoria de la señora ".á Ese 17 de octubre, el tradicional balc˛n de la Casa Rosada, desde donde Evita solýa arengar a los peronistas junto con su marido, permaneci˛ cerrado. Una bandera argentina con crespones colgaba de ese lugar, detrÓs de un gran retrato de Eva Per˛n. A la tarde fue leýdo uno de los capýtulos de su libro p˛stumo e inŔdito Mi mensaje, que ella habýa titulado Mi ¨ltima voluntad. En Ŕl, Evita instituýa como heredero de sus bienes " al general Per˛n, en primer tŔrmino, y despuŔs al Pueblo ".

A su vez, Per˛n anunci˛ que la Fundaci˛n Evita (nuevo organismo,ácolateral de la Fundaci˛n Eva Per˛n) se harýa cargo de la administraci˛n de los dividendos de los dos libros de su mujer, y anticip˛ que las joyas que habýa lucido ( y que le pertenecýan ) iban a ser depositadas en un museo a construirse dentro del proyectado monumento yáen carÓcter de garantýa - dijo - para los prŔstamos a otorgarse a las familias humildes que decidan construir sus viviendas .

La construcci˛n del monumento a Eva Per˛n habýa sido aprobada por el Congreso nacional, a causa de un proyecto de la senadora Larrauri. Al fundamentarlo, la legisladora exclam˛ en el recinto: " En estos instantes deá grandezaáargentina, en que estÓ palpable la obra de Eva Per˛n, lo p˛stumo serýa un agravio. Queremos levantarle un monumento en vida; queremos verla y que ella se vea perpetuada por nosotros, presente y eterna, contemporÓnea y a posteridad ".á

Tras cinco sesiones de discursos laudatorios, la ley qued˛ aprobada y se dispuso la erecci˛n del monumento en la zona cŔntrica de Buenos Aires, con rŔplicas en todo en interior. Para llevar adelante esa tarea fue nombrada una comisi˛n nacional presidida por Juanita Larrauri, e integrada por Teisaire, Apold, CÓmpora, Roberto Dupeyr˛n y Delia Parodi, la que se reunýa en el Ministerio de Trabajo y Previsi˛n. Sus deliberaciones comenzaron en el Sal˛n Dorado de ese edificio, el 17 de julio de 1952, y sus actas fueron cuidadosamente archivadas.

La idea de la mayorýa era levantarlo en Plaza de Mayo, pero las dimensiones proyectadas eran tan colosales que no parecýa sencillo ubicarlo allý. CÓmpora propuso una soluci˛n: " Se pueden demoler los edificios de la Intendencia Municipal y de La Prensa. no es muy difýcil hacerlo..." áSubiza, en cambio, pensaba en correr la PirÓmide de Mayo. " La cambiaron tantas veces de lugar - dijo - que no serýa novedoso que se volviese a hacer."á Otros proponýan cambiar el lugar y sugerýan el cruce de las avenidas de Mayo y 9 de Julio.

Finalmente, se eligi˛ un solar situado en Avenida del Libertador, frente a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. " Este es el sitio apropiado - explic˛ un arquitecto del Ministerio de Obras P¨blicas - , porque estÓ rodeado de jardines y lucirÓ en todo su esplendor."

Para la imponente construcci˛n se pens˛ en un escultor italiano, Leone Tommasi, quien habýa proyectado por su cuenta hacer la imagen del " descamisado ". Tommasi esculpi˛ la cara de Per˛n, vestido de obrero, con la camisa abierta y un gesto de lucha; pero esa idea no fue aceptada y se le orden˛ modificarlo. El costo de la obra qued˛ estimado en 150.000.000 de pesos, aunque el Ministro de Obras P¨blicas, Dupeyr˛n, calcul˛ que " hacer un monumento de 140 metros de altura, con una estatua de 53 metros y 16 figuras de 5 metros de alto cada una, cuesta mÓs de 400.000.000 de pesos ". Es que el conjunto de la obra era mÓs grande que la Estatua de la Libertad, y la Basýlica de San Pedro; y casi tan alto como la PirÓmide de Keops. Su costo se encarecýa por los 50.000 d˛lares que debýan invertirse en mÓrmol de Carrara.

Cuando los cimientos ya habýan sido colocados y la gigantesca estatua estaba a punto de ser embutida en el encofrado, en setiembre de 1955, se produjo el derrocamiento de Per˛n. Ese lugar sirvi˛, entonces, para hacer una gran fogata con todas las fichas de afiliados del Partido Peronista y con todos los emblemas y afiches del Presidente derrocado.

EL MONUMENTO A EVITA

Texto cortesía de Carlos Vitola Palermo de Rosario, Santa Fe, República Argentina, transcrito por Ŕl de la revista Primera Plana editada por Jacobo Timerman en su n¨mero Primera Plana N║ 284 del 4 de junio de 1968.

Página Principal


Puntos de navegación:

Introducción     Eva Duarte 1919-1943     Eva Perón 1944-1947     Evita 1947-1952     Cronología básica     Eva Duarte de Perón     Links     Bibliografía     Carta anónima     Novedades


Aquí puedes ver otras páginas realizadas por mí sobre:

Eva Perón    Documentos gráficos de Evita    Documentos gráficos de Evita (II)    Superman (moderna)    The Spanish Superman Homepage    Superman expandido    Superman Returns    Supergirl de Peter David    Superman en España    The Man of Steel    The Great Superman Thematic Museum    Legion of Super-Heroes    Smallville    Flash Gordon y Jungle Jim Sunday 1934-1944    Dan Dare. Pilot of the Future    Prince Valiant Sundays 1037-1956    Tarzan    The Heart of Juliet Jones    El Eternauta    El Hombre Enmascarado (The Phantom)    El Guerrero del Antifaz    Pantera y Pequeño Pantera Negra    Los Diez Mandamientos    El mundo de Suzie Wong    La ciudad de Jaca en imágenes    La ciudad de Amposta en imágenes    Ava Gardner    Kylie Minogue     Kim Wilde     Hurts     Coreano para españoles    Página índice de todas mis pßginas


DOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLEN

Esta página está dedicada a mi esposa Dolors Cabrera Guillén, fallecida por cáncer el día 12 de marzo de 2007 a las 18.50 y por seguir su última voluntad, ya que conociéndome, antes de morir, me hizo prometerle que no abandonaría la realización de mis páginas web.

Homenaje a Dolors Cabrera Guillén


(C) Copyright   Mariano Bayona Estradera 1999 - 2016