DOCUMENTOS SOBRE EVA DUARTE DE PERON 


Eva Ibarguren EVA IBARGUREN EVA DUARTE EVA PERON EVA PERON EVA PERON EVA PERON

María Eva Duarte de Perón / Evita. Argentina 1919-1952

Visión óptima con Internet Explorer

HISTORIAS, ANECDOTAS y TESTIMONIOS 

Evita en el Hogar de Tránsito Nº 2, hoy Museo Evita, Lafinur 2988, Buenos Aires

*     *     *

De Eduardo Parise, periodista, en diario CLARíN, Buenos Aires, Argentina:

De la vida y obra de María Eva Duarte, más conocida como Eva Perón, o simplemente Evita, ya se sabe muchísimo. Libros de historia, novelas, documentales, obras de teatro, películas y hasta una ópera rock son elementos que la recuerdan, muchas veces bien y algunas otras mal, según el cristal con que se mire. Lo cierto es que, aunque pasaron décadas de su fallecimiento, su figura sigue convocando a gente que quiere conocer datos de su vida y obra y a investigadores que profundizan en datos poco conocidos de esa mágica mujer que, con sólo 33 años se convirtió en leyenda y guía para muchas personas.

En Buenos Aires hay lugares y monumentos que aluden a la acción y a la actividad que Eva Perón desarrolló en menos de una década de activa militancia política. Y eso se refleja en aquellos trabajos enumerados al comienzo. Lo curioso es que acaba de incorporarse uno que muestra algo poco difundido de lo que significó Evita en la vida de los argentinos: el uso de su imagen en la filatelia y la numismática. La primera tiene que ver con " la afición por coleccionar, estudiar y clasificar sellos postales, sobres y otros documentos postales ". La otra, en cambio, comprende " en forma amplia el coleccionismo y estudio de monedas y billetes ", entre otros valores, algo que ahora se dividió en distintas disciplinas.

Pero volvamos al tema central. El libro se titula " Eva Perón en el coleccionismo " y su autor, José Campoy Fernández, un contador público, que también es un apasionado por la práctica y el estudio de la filatelia, tema que lo atrapó hace cuatro décadas y que todavía lo entusiasma tanto como disfrutar de sus siete nietos. El trabajo tiene 144 páginas en una recopilación con unas 300 imágenes de distintos productos, ya sean filatélicos o numismáticos, emitidos con el nombre o la imagen de Evita. Allí están incluidas estampillas, estampaciones fiscales, de Ahorro Postal, de Previsión y viñetas de la famosa Fundación Eva Perón.

" Este enfoque distinto sobre Evita permitió reunir imágenes y datos que estaban dispersos y ahora se pueden apreciar en forma conjunta ", explica el autor, quien no sólo reunió material sino que también lo analizó y clasificó. Así, no sólo aparecen series ordinarias y emisiones conmemorativas de sellos postales: también, franqueos mecánicos y estampillas de las Provincias Eva Perón ( actual La Pampa ) y Presidente Perón ( actual Chaco ) y también del Municipio Eva Perón ( actual La Plata ). Y eso no es todo: impresas en las páginas del libro hay emisiones postales de España y la República de Nicaragua y de naciones tan disímiles como Antigua y Barbuda, Afganistán, República del Chad, Mordovia, Níger, Togo o Guinea, entre otras, que muestran ese perfil de la " Abanderada de los humildes ", como calificaban a Evita sus seguidores.

Y esas no son las únicas rarezas que registra este enfoque diferente sobre esta mujer que alcanzó repercusión mundial. Entre las imágenes con su cara hay matasellos en correspondencia enviada desde tres barcos que llevaron su nombre: el barco de pasajeros y frigorífico Eva Perón ( botado en 1949 y desguazado en 1973, la carta es de marzo de 1955 ), la motonave Eva Perón ( pertenecía a la Compañía Argentina de Navegación Dodero S.A. y la carta se despachó el 5 de abril de 1954 ) y el buque Evita ( era parte de la Flota Mercante del Estado y cubría la ruta Buenos Aires - Nueva York, en 1955 lo rebautizaron como Río Tunuyán, estuvo en servicio hasta 1971 y se lo desguazó en 1977 ). Entre los billetes, monedas y bonos que muestran ese perfil tan difundido obviamente está el billete de cien pesos moneda nacional que iba a imprimirse poco después de su fallecimiento. Por distintas razones, la realización se fue postergando y con el derrocamiento del gobierno peronista quedó en el olvido. Lo extraordinario es que el boceto ( lo había realizado el artista plástico, escultor y grabador Renato Garrasi ) fue escondido por trabajadores en un mueble de la Casa de Moneda. Estuvo allí 45 años y así se salvó de la destrucción de símbolos peronistas cumplida después de 1955. Pero esa es otra historia.

Es en este libro donde se ha puesto a prueba la incansable labor de José Campoy Fernández por un tema que lo apasiona y serán los lectores los beneficiados de su investigación.

Un libro, sin duda, de imprescindible consulta.

Le Peronisme

Nota:

En la imagen, tapa y contratapa del libro " Eva Perón en el coleccionismo - Filatelia y Numismática ", de José Campoy Fernández, Edición del autor, 144 páginas, con notables ilustraciones a color, detallados datos y textos, edición y supervisión Orlando Eloy Corres, con el apoyo de la Fundación BAPRO, impreso en los talleres de Artes Gráficas ANDI, Buenos Aires, Argentina, año 2015.

*     *     *

Del Dr. Bruno Susani, doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de París, Francia, escritor, profesor y secretario académico en la Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca, Argentina, autor del libro " Le Péronisme - De Perón à Kirchner - Une passion argentine ", Horizons Amérique Latine, con prefacio del historiador y economista Dr. Mario Rapoport, editorial L´ Harmattan, París, France, 306 páginas, año 2014:

La presencia de Evita dio al primer gobierno de Perón su textura y su profundidad política e ideológica.

Evita tuvo un rol nodal en el peronismo y entró en la historia en vida, convirtiéndose así en un mito político. Ahora bien, se sabe que la representación del mundo a través de los mitos es un rasgo común a las civilizaciones y " no se conoce civilización humana sin mitos y es dudoso que ello sea posible ". El mito asume dimensiones casi religiosas, pero los que lo racionalizan y lo evocan le otorgan su significado, su historicidad y su contenido político. Evita es uno de los muy raros mitos políticos femeninos.

El mito de Evita es la expresión de su acción política, que tuvo tres componentes esenciales. Primero, le otorgó a su gobierno su profundidad social, en el sentido habitual del término. Ayudó personalmente, casi con fanatismo, a los más pobres, a través de su Fundación que llevará su nombre. Un trabajo gigantesco que sorprendió a todo el mundo y que forzó a la admiración, incluso la de sus enemigos. Segundo, llevó a cabo, con una tenacidad y un coraje sorprendentes, un combate colosal, el de crear las condiciones objetivas para la actividad de las mujeres en la política y más ampliamente en la sociedad. Combatió la exclusión en las relaciones sociales, la humillación y la sumisión a las que estaban sometidas en la Argentina y subvirtió el orden en el que habían sido recluidas. Les había transmitido, como a sus " queridos descamisados " como los llamaba, un mensaje simple: todo lo que obtuvieran sería gracias a la lucha política. Este mensaje, presente en la mayor parte de sus discursos, será un rasgo que marcará la acción de los y las peronistas, a saber, que las relaciones de fuerzas políticas son esenciales y priman a menudo sobre otras consideraciones, ideológicas, por ejemplo, lo que llevó a los peronistas a dar prioridad a la relación de fuerzas políticas y a abandonar a menudo el debate ideológico. Será la primera mujer en tener importancia política tal, aun sin haber ejercido nunca ninguna función oficial ni electiva. Mostró, con rara lucidez, que la situación de las mujeres y de los " descamisados " era una consecuencia de la dominación política que sufrían y que las clases que dominaban a la sociedad encontraban en su subordinación la fuente de su poder.

Evita obtuvo el derecho al voto para las mujeres poco después de su gira por Europa. Fundó además el partido peronista Femenino el 29 de julio de 1949, que tuvo una impresionante cobertura del territorio, puesto que llegaron a crearse 3500 o 4000 Unidades Básicas Femeninas ( según las fuentes ), la cual era una vía para la integración social y política de las mujeres. Un dato interesante era que la entrada, incluso transitoria, de hombres a los locales estaba prohibida. Si se consideran las condiciones de la época, incluso en Europa, el PPF y las Unidades Básicas Femeninas aparecen como una innovación política mayor y única en el mundo en ese momento.

Cuando se construyeron las listas electorales, el PPF obtuvo un tercio de las bancas elegibles. En las elecciones de 1951, 4,2 millones de mujeres se inscribieron en los padrones y su participación en las elecciones alcanzó el 90,3 %. Según estimaciones, las mujeres votaron en un 63,2 % por el peronismo. Los resultados permitieron al peronismo que fueran electas 23 diputadas nacionales, seis senadoras y en los parlamentos provinciales fueron elegidas también muchas mujeres, en total 109. Todas las mujeres elegidas para la Legislatura eran peronistas. El partido radical no tenía mujer electa. En el plano estrictamente político, la organización del partido peronista femenino y la elección de numerosas mujeres en puestos de responsabilidad constituyeron en ese momento un hecho que sobrepasó el ámbito de la Argentina, pues ello no existía en ningún otro lugar del mundo. En política, en la Argentina, para las mujeres hay un antes y un después de Evita, lo que explica que su mito sea hoy tan poderoso como en el pasado.

El tercer aspecto importante es que llevó adelante un combate ideológico y político contra lo que llamaba el colonialismo y sus representantes, la oligarquía. Le dio al peronismo su textura ideológica. Perón a menudo se refería a la política como una relación de fuerzas, en las que distinguía, según una concepción bien militar, dos componentes: el número y la organización de la clase de los trabajadores. Evita le agregó una profundidad mística.

Lo que sorprende es que ella tenía sólo 26 años en ese entonces, y que sin embargo supo claramente captar las apuestas políticas considerables que se le imponían y sobre todo, llaman la atención el dominio y el talento, deberíamos decir la maestría, que desarrolló para poder superar los obstáculos con éxito. Evita mostrará, en su muy corta vida política, sólo seis años, un sentido político extraordinario, complementado por su voluntad para llegar a lo que pretendía. Convencida de la necesidad de cambios profundos en la sociedad argentina, se lanzó a esa batalla con una resistencia, una tenacidad, una pasión, una osadía y una audacia raras en una mujer tan joven. Muchos factores jugaron para que ella pudiera apropiarse de este papel eminente. Su incontestable devoción por los pobres, su lado Robin Hood en la lucha contra los poderosos, su lado Cenicienta, dado que surgió de un medio popular y era la mujer del Presidente de la República, su juventud, su carisma indiscutible y su energía. Su imagen de mujer transgresora, como el mismo peronismo, con lo que se identificaron las mujeres de pueblo, para quienes ella era la mejor vestida, la más bella, más mujer, en una palabra, que las de la oligarquía, que las habían despreciado.

Pero lo más importante fue muchas veces ocultado, Evita fue la verdadera Ministro de Trabajo del gobierno peronista y mantuvo una relación extremadamente fuerte con los sindicatos. Durante los seis años de gobierno peronista, fue la defensora frente a Perón de reivindicaciones y pedidos de los sindicatos. Fue consejera de los sindicatos y de Perón a la vez y es la razón de por qué los sindicalistas, que a veces se opusieron a Perón, han encontrado en Evita un apoyo determinante.

Le Peronisme

Nota:

En la imagen, portada del libro " Le Péronisme " de Bruno Susani, edición francesa. También ha sido editado en español por la Universidad Nacional de Lanús, Remedios de Escalada, Lanús, Argentina. El libro de Bruno Susani se contrapone al simplismo conservador de las exploraciones hacia el peronismo que hace Loris Zanatta.

*     *     *

De la editorial Jironesdemivida, Buenos Aires, Argentina:

Roberto Baschetti, licenciado en Sociología y Carlos Piñeiro Iñíguez, graduado en Economía y Relaciones Internacionales son los autores del libro " Mundo Peronista - Difusión de la doctrina justicialista en la década del ´50 ".

Ambos intelectuales, integrantes del campo nacional y popular en Argentina, aúnan sus esfuerzos y saberes para hacernos llegar un libro imprescindible, que refleja a través de la historia de una revista partidaria como fue Mundo Peronista, la organización y fe puesta de manifiesto por parte de un pueblo en sus líderes y conductores: Juan Domingo Perón y Eva Perón.

Como un fresco de época, se suceden ante nuestros ojos, logros y realizaciones, luchas y conflictos, avances y posicionamientos, alegrías y felicidades por parte de los integrantes de una nación decididos a forjar su propio destino de grandeza y prosperidad.

La inmensa cantidad de imágenes que acompañan el relato demuestran sin lugar a dudas, el camino correcto, la certeza y certidumbre de aquel posicionamiento colectivo en pos de un objetivo concreto, que llevó a instaurar una Patria socialmente Justa, económicamente Libre y políticamente Soberana.

Mundo Peronista

Nota:

En la imagen, portada del libro " Mundo Peronista - Difusión de la doctrina justicialista en la década del ´50 ", de Roberto Baschetti y Carlos Piñeiro Iñíguez, dirección artística de Nora Patrich, diseño gráfico de Gabriela Sternberg, profusamente ilustrado, de la colección " No me olvides ", 176 páginas, editorial Jironesdemivida, Buenos Aires, Argentina, año 2015.

*     *     *

De Raúl Torres, secretario general de la UOM Seccional Tres de Febrero, Provincia de Buenos Aires, Argentina:

Eva Perón fue la mujer argentina que más trascendió en la historia política.

Sin haber ocupado un cargo político trabajó en favor de los trabajadores, de los niños y de los ancianos. Quizás porque fue de origen humilde, conocía la pobreza, las privaciones, el desamparo y no podía tolerar que otros por el sólo hecho de ser pobres fueran excluidos e ignorados.

Ella puso en el corazón de cada necesitado la luz de la esperanza de un futuro mejor.

Cuando han pasado décadas de su partida a la eternidad, su obra y su figura siguen perdurando en el tiempo, porque fue más que una mujer, fue un ser de luz.

*     *     *

De la Agenda Cultural Rosario de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, Argentina, mes de agosto de 2016:

En el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario ( MACRO ), Avda. de la Costa y Bv. Oroño, se ha inaugurado la muestra denominada Rapsodia inconclusa, de Nicola Costantino, artista rosarina destacada a nivel internacional. Con el antecedente de haber representado a Argentina en la 55º Bienal de Venecia, Italia, la muestra retoma la figura de Eva Perón, histórico ícono.

En el afán de habitar al mítico personaje, Costantino lo resignifica y en sus propias palabras, lo hace valiéndose del lenguaje del arte contemporáneo, intentando representarla en su complejidad, tan contradictoria como inabarcable.

Rapsodia inconclusa se centra en la imagen de Evita y está compuesta por fotografías, videos e instalaciones que se dividen en cuatro estaciones desplegadas en todos los pisos del Museo: Eva. El espejo, Eva. La fuerza, Eva. La lluvia y Eva. Los sueños.

Mundo Peronista

Nota:

En la imagen, realización de la multifacética artista Nicola Costantino para la muestra Rapsodia inconclusa.

*     *     *

De Nicola Costantino, artista de la ciudad de Rosario, Santa Fe, República Argentina:

Evita se impuso en mi imaginario como una de las figuras más emblemáticas que hayan existido.

Si hay un paradigma de la mujer en la historia es Evita.

No soy peronista, y mi papá era radical pero hablaba maravillas de Evita. En mi casa una de las cosas más fuertes de mi infancia fue la figura de Eva. Tenía el sueño de hacer justicia apelando al lenguaje del arte contemporáneo por primera vez, desde donde se le debe una mirada más elaborada, más original. En literatura, se han hecho con Eva verdaderas creaciones, obras muy transgresoras, estupendas. A mí me interesaba trabajar sobre la marca que deja Evita en el registro emotivo de nuestras vidas ... Eva es todas esas mujeres que se ha dicho que fue. En ese sentido, mi instalación tiene en su conjunto un matiz espectral que la recorre.

La figura de Eva siempre me impresionó. Ella tiene la fuerza de lo dramático. Es casi una heroína dramática, y la Rapsodia es una pieza típica del romanticismo. Me atraía su figura como mujer en esa época tan machista, opresiva y militarizada. Eva era una mujer adelantada que nació mucho antes de lo que debía. Pienso lo mismo que de Da Vinci: fue un adelantado a su época. Son personas que, en sus genes, tienen más información que sus contemporáneos, que deberían haber nacido en otro momento.

En Rapsodia inconclusa, quise dejar de lado las cuestiones políticas y trazar un recorrido íntimo que relatara cómo Evita se construyó a sí misma como personaje. Lo suyo, sin embargo era real: después de todo, el pueblo entero estaba ahí.

Nota:

Sitio web de la talentosa y comentada artista rosarina Nicola Costantino que expone en el MACRO ( Museo de Arte Contemporáneo de Rosario ) la muestra titulada Rapsodia inconclusa, Avda. de la Costa y Bv. Oroño ( Silos Davis ), siendo el crítico de arte Fernando Farina el curador de la muestra:

*     *     *

De Fernando Farina, licenciado en Bellas Artes, docente, crítico y curador de Arte Contemporáneo:

Idolatrada por el pueblo como nadie.

Evita luchó desde su condición de clase. Inteligente, astuta, fue tan valiente como transgresora. Impregnó la vida argentina y trascendió a lo largo de su tiempo. Su imagen fue tomada y usada, incluso en ocasiones banalizada a través de películas y óperas repletas de escenas estereotipadas.

Nicola Costantino titula Rapsodia inconclusa a su obra acerca de Eva Perón.

La rapsodia como género musical sirve de referencia por muchos motivos, entre otros por estar constituida por distintas unidades temáticas, que en este caso podríamos caracterizar como ensayos o aproximaciones. Tal vez sea la forma más contemporánea de " retratar " a alguien, reconociendo contradictoriamente la imposibilidad de hacerlo, sabiendo que ni la foto, ni la leyenda, ni las proclamas alcanzan, que solamente son aspectos, facetas, y que se podrían sumar muchas otras maneras al tratar de " decir " a alguien, aunque esta incompletitud provoque decepción e incluso enojo en aquellos que esperan el discurso dogmático y unívoco.

Evita nació pobre, bastarda, conoció la gloria, fue amada y odiada con la misma intensidad, vivió 33 años para morir trágicamente.

Representar a Evita, mostrarla incluso a sabiendas de la supervivencia de mitos, reivindicaciones y polémicas, es un desafío que la artista Nicola Costantino asume haciéndole un guiño a la visión romántica donde se conjugan la pasión y la figura del héroe. En este caso, una heroína.

Costantino lo sabe, y avanza en su obra mientras se pregunta de cómo ser ella, de cómo representarla. No se queda anclada en la narración histórica - que se supone debe ser lo más fiel posible a los hechos reales - sino que se mete en su cuerpo, para encarnar la experiencia de ser Evita, recuperando impresiones, leyendas y contradicciones. Transformarse en Evita, ponerse sus vestidos, habitar sus espacios, implica la posibilidad de aproximarse a ella. En su avance eligió representaciones y personajes instalados en el inconsciente colectivo, su planteo nunca fue tranquilizador. Por el contrario, ofreció una visión diferente, aun a riesgo de los posibles cuestionamientos por la apropiación desaforada.

Convertirse en Evita para retratarla es una decisión que surge de considerarla un paradigma de la mujer en la historia.

Mundo Peronista

Imagen fantástica y espectral de Rapsodia inconclusa de la talentosa artista Nicola Costantino en el 7 mo. piso del Museo Macro ( Oroño y el río Paraná ), Rosario, Argentina.

*     *     *

De Pedro B. Rey, periodista cultural, escritor y traductor, en la sección Ideas, diario LA NACIóN, Buenos Aires, Argentina:

Se podría decir que existen novelas realistas, fantásticas, de aprendizaje, de aventuras, posmodernas y, también, novelas absolutas, que parecen incluirlo todo, tanto que entrevén su propia entropía. El nuevo opus narrativo de Daniel Guebel no lo es sólo por su extensión ( unas 550 páginas ) ni por las ambiciones categóricas de su título ( justamente El absoluto ), sino también por la voracidad de sus peripecias, donde la fábula se codea con lo histórico, las vidas individuales con la preservación de la especie, la mística con el funcionamiento material del universo.

En el corazón de El absoluto se encuentra además la música, encarnada en la figura de Alexander Scriabin, el famoso y original compositor ruso de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Aunque predominan los escenarios rusos, la novela termina en la Argentina, máquina del tiempo y big bang incluídos.

Dice el escritor Daniel Guebel ( autor de la novela La carne de Evita, editorial Mondadori Argentina, año 2012 ): El absoluto empieza en Rusia y termina en la Argentina, con un niño que ve en una revista su primera mujer desnuda: el cadáver de Eva Perón.

¿ Por qué caigo a los pies del mito romántico ? Supongo que la genialidad contiene en sí misma la presunción de lo excepcional, de lo factible de ser narrado. Si hablamos de lo novelesco puro, es lo que escapa de la grisura de la vida. La palabra novelesco tiene más color que la propia vida, otro espesor. Como decía Henry James: la vida es pura confusión e indiscriminación; el arte, pura selección y discriminación. La idea de genio también me permitía que alguien se animara a leer seis biografías encadenadas, que es lo que es El absoluto. Es una novela de acontecimientos, pero también de personajes.

*     *     *

De la Dra. Sonia Del Papa Ferraro, artista, abogada, escultora, poeta, directora del Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires, Argentina:

La gente se impresiona cuando comento que soy directora del Cementerio de la Recoleta. Pero no es para asustarse, no es feo. Muchísimas son las personalidades en este lugar y es importante honrar a quienes hicieron nuestra historia: Regina Pacini de Alvear, Guillermo Brown, María de los Remedios de Escalada, Arturo Umberto Illia, Mariquita Sánchez de Thompson, Felicitas Guerrero, Luis Federico Leloir, Vicente López y Planes, Evita ...

Estudié Derecho para ser como mi tío Pepe, abogado, con quien me quedaba horas conversando hasta la madrugada. De mi mamá heredé la vocación artística, como ella mi pasión a la escultura y a la poesía.

Nunca imaginé que podría trabajar en un cementerio. Cuando empecé tenía cierto temor, caminaba rezando el Padre Nuestro. Con el tiempo me fui tranquilizando, queriendo el lugar. Creo que el desconocimiento da miedo.

Muchas personas vienen muy angustiadas, necesitan ser escuchadas, yo les dedico tiempo y contención. Sigo siendo sensible, pero aprendí a manejar mis emociones.

El Cementerio de la Recoleta es uno de los espacios más sugestivos y tradicionales de Buenos Aires, por día lo transitan miles y miles de turistas. Ellos no saben que acá se inhuman personas, creen que es un museo. Es un lugar que genera sorpresas. Una tarde, cerca de las 18 horas, el guardia de seguridad tocó a mi puerta y me dijo: " Está Robert De Niro ". " No es momento de hacer bromas ", le respondí. Pero era cierto, era el famoso actor que esperaba junto a otras personas. Estaba Robert De Niro fascinado con el lugar. A principios de 2016 se acercó otro famoso: Mick Jagger, el cantante de los Rolling Stones. El operativo de seguridad fue riguroso. Y me sorprendió que Mick Jagger supiera lo que quería ver, había estudiado.

La abogacía es la profesión con la que me puedo defender, pero el arte, la escultura y la poesía son fundamentales para mí y este lugar es muy inspirador.

Cuando me nombraron me pregunté: ¿ por qué Dios me pone en este lugar ? ¿ qué tendré que dar y qué me dará a mí ? Con el correr del tiempo me doy cuenta de que hay una transformación mutua: yo aporto mi impronta, mi alegría, mi veneración por el arte; en cambio recibo paz, armonía.

Uno tiene que abrazar lo que hace, con pasión, con amor; si no, no sirve.

*     *     *

De Marina Bello, articulista y escritora, en diario La Nación, Buenos Aires, Argentina:

" De todo, como en botica ". La frase, que tiene su origen en el siglo XVI y hace referencia a lo nutridas que eran las farmacias de la época, parece estar pensada para hablar sobre Botica del ángel. El espacio artístico fue creado y fundado el 8 de diciembre de 1966 por Eduardo Bergara Leumann.

Está el Camarín de Eva Duarte, un espacio que refleja las contradicciones de las que hablara Bergara Leumann. Allí se exhibe un vestido que usó Libertad Lamarque - conocida rival de Evita - durante el rodaje de La sonrisa de mamá. También está el Patio de la Morocha, uno de los varios espacios arrabaleros; el Circo Criollo, que homenajea a las primeras expresiones teatrales argentinas de los hermanos Podestá; y el baño de Shakespeare, cuyos mingitorios tienen pintada la cara del autor inglés, y constituye una de las pocas presencias de personajes extranjeros en toda Botica del ángel. Obras de Quinquela Martín, Antonio Berni, Guillermo Roux y Raúl Soldi, manuscritos de Félix Luna y Mercedes Sosa, y hasta un cheque firmado por Carlos Gardel visten sus paredes.

Botica del ángel, que funciona como museo en Luis Sáenz Peña 541, se inauguró en Lima 670. Tres años después, se mudó debido al ensanchamiento de la avenida 9 de Julio. Allí encontró su lugar definitivo: una ex iglesia metodista en pleno barrio porteño de Monserrat. Ideada íntegramente por Bergara Leumann, desde su concepción fue pensada como un museo y espacio artístico heterogéneo que no discrimina. En sus paredes, pasillos y escaleras que unen a las 33 habitaciones conviven homenajes al tango y al folclore, así como a medios y periodistas, deportistas y hasta un espacio dedicado a Doña Petrona ( Petrona Carrizo de Gandulfo ), pionera en unir la cocina y la televisión. La definición perfecta de Botica del ángel la dio su mismo creador: " Un museo de las contradicciones argentinas ".

Allí debutaron Valeria Lynch, Marikena Monti, Susana Rinaldi y Leonardo Favio. Quienes la frecuentaban decían que nunca se sabía si había más artistas sobre o debajo del escenario. Ernesto Sábato aseguró que allí vio los espectáculos más originales del mundo. Tania dijo que Botica del ángel era como " Un Disney para grandes con fantasía ". Cada espacio es temático y no hay pared que no esté colmada de obras, cuadros, fotografías, manuscritos o frases.

Protagonista de la vida porteña, en 1973 cerró sus puertas luego de sufrir amenazas. Al igual que muchos artistas, Botica del ángel no pudo escapar de la época más oscura de Argentina. Bergara Leumann vendió el espacio y partió a Europa, donde trabajó con Federico Fellini y participó en películas francesas. También expuso sus dibujos y obra plástica en los Estados Unidos. En 1980 regresó al país, y recién en 1996 recuperó su casa - museo.

Los únicos objetos personales del fundador de Botica del ángel fueron puestos allí luego de su muerte, el 5 de setiembre de 2008. él prefirió contar la cultura argentina como un mero espectador, mientras que fue protagonista y artífice principal.

Las actividades de Botica del ángel, a cargo de la Universidad del Salvador desde el fallecimiento de Bergara Leumann en 2008, mantienen la esencia original.

Algo es innegable: Eduardo Bergara Leumann tuvo un lugar que sólo él podía ocupar. En el imaginario de la cultura argentina, permanece como recuerdo y homenaje en sí mismo.

Mundo Peronista

Nota:

En la imagen, fachada del muy concurrido y turístico museo, memorabilia y estética kitsch, Botica del ángel.

*     *     *

Del Dr. José María Lafuente, abogado español especialista en Derecho Privado y Derecho Mercantil, profesor en las universidades de Barcelona y Girona, escritor, autor de la novela histórica titulada Evita en la Golden Home, editorial Galerna, Buenos Aires, Argentina, 337 páginas, varias ilustraciones, con prólogo de Hermenegildo Sábat, diseño de tapa Margarita Monjardin, año 2016 :

Evita es un personaje histórico e icónico de una potencia y carisma fuera de lo normal, y más conocida en el mundo que el propio Perón, Jorge Luis Borges, Maradona o Carlos Gardel.

Desde el año 2004 poseo el hotel Golden Home ( actual y lujoso hotel boutique Meliá Recoleta Plaza ), Posadas 1557, donde Evita vivió durante años, y años de investigación me llevó este trabajo.

Durante su estancia en Madrid, Evita obró su milagro. Salvó la vida de alguien a quien jamás conoció: Juana Doña.

Era febrero de 1947, en plena represión franquista. Los miembros del Comité Provincial del Partido Comunista estaban convocados en un vagón abandonado de la estación ferroviaria de Talavera de la Reina. Juana Doña acudió junto con otros activistas del aparato militar y la propaganda del Partido. Alentada por un chivatazo traidor, la Guardia Civil les asestó una emboscada. El resultado fue sangriento. Aquella operación policial concluyó con el desmantelamiento de la sede clandestina del Partido.

Los arrestados fueron sometidos a juicio militar sumario y condenados a pena de muerte. Y entre ellos, esa mujer de nombre Juana Doña. Había nacido en el barrio madrileño de Lavapiés en 1918. Apenas con 15 años se afilió a las Juventudes Comunistas y, tiempo después, a la Agrupación de Mujeres Antifascistas. La derrota del bando republicano en la Guerra Civil no medró su actividad política y, tras la toma de Madrid por las tropas franquistas, se implicó en la reconstrucción del Partido Comunista.

No era el primer juicio al que era sometida. Por su militancia comunista ya había sido juzgada en 1939. Operaba como enlace entre la guerrilla y el Politburó del PC en Toulouse. Con esos antecedentes, la sentencia estaba prejuzgada. Junto a otros diecinueve camaradas fue conducida a juicio militar, todos acusados de participar en la colocación de un artilugio explosivo en la sede de la embajada de Argentina en Madrid. La condena se dictó a pena de muerte. Juana Doña fue inmediatamente ingresada en la cárcel de mujeres de Madrid para ser ejecutada. No había tiempo que perder. Fue a Valia, hermana de Juaña Doña, a quien se le ocurrió la idea. Eva Perón había aterrizado en Madrid el 8 de junio de 1947. Alexis, el hijo que Juana Doña y Eugenio Mesón tuvieron seis años antes, escribió la carta al dictado de su tía Valia:

" Señora Eva Perón, por favor, a mí me han fusilado a mi padre, y ahora van a fusilar a mi madre ... ".

Milagrosamente el cable llegó a su destino.

La mediación de Evita frente al general Franco causó efecto y Juana Doña vio conmutada la pena de muerte por treinta años de prisión.

Quien había sido condenada a perder la vida, la salvó por otros cincuenta y cinco años hasta que falleció en el 2003. Quien se la salvó, no sobrevivió más que otros cinco. Ambas murieron de la misma enfermedad, cáncer.

Juana Doña es el milagro español de Evita.

Nota:

Mundo Peronista

Tapa del libro Evita en la Golden Home, de José María Lafuente, editorial Galerna, Buenos Aires, Argentina. Y se lee como un apasionante thriller sobre uno de los personajes más emblemáticos de la historia argentina.

Para conocer más sobre Juana Doña, clickear aquí.

Y si desea conocer más, clickee, por favor, aquí.

Pack de 3 DVDs, el primero con la miniserie de 2012 de 2 capítulos "Carta a Eva" con la historia de Juana Doña

*     *     *

De Cynthia Wila, psicoanalista, abogada, escritora, autora de la novela histórica titulada El cuerpo prohibido, editorial Emecé, 280 páginas, año 2016, Buenos Aires, Argentina:

El cuerpo prohibido es una novela histórica romántica. Me gusta el marco político, aunque no es un libro de política. No tiene tendencia, pero está el ascenso de Perón, su casamiento con Evita, y lo que movilizó y generó la figura de Evita.

En la tensa calma antes del golpe de Estado de 1930, Yvonne llega a la Argentina desde París. Casada con un terrateniente, conocerá a los poderosos de la época. En medio de las tragedias que acechan tanto a ella como a su patria de adopción, la amistad de Eva Perón, y el surgimiento de un amor clandestino darán un nuevo sentido a su vida.

Casi un siglo después, desde el diván de un psicoanalista su nieta Camila busca quitarse de encima el estigma familiar de traición y venganza. Pero inesperadamente se ve envuelta en una relación desafiante, que la enfrentará con su destino.

Muchísimo investigué, la copiosa bibliografía existente sobre Evita, archivos, discursos de Evita. Para ponerle voz a Evita debía comprender sus sentimientos.

Mi faceta como abogada es la más antigua, me recibí a los 23 años y soñaba con ser justiciera. A los 18 años siempre uno tiene utopías y sentido de justicia. Cuando vas creciendo, advertís que la mayoría de las veces la vida es injusta. Soy abogada gremial de un sindicato y trato de estar cerca de la gente que sufre. La escritura es mi gran pasión y luego, el psicoanálisis.

Mundo Peronista

Nota:

Tapa del libro titulado El cuerpo prohibido, de Cynthia Wila, editorial Emecé, 280 páginas.

*     *     *

De Anthony Faiola, prestigioso periodista del Washington Post, periódico de Washington D.C., capital de Estados Unidos de América, publicación fundada en el año 1877:

Su inconfundible y sonriente rostro debajo de un rodete rubio, acuñada su efigie en monedas y billetes, presente en carteles de eventos políticos y hasta tema del arte, la imagen de Evita resurge con una fuerza y una frecuencia que no se veía en décadas.

*     *     *

De Esteban Buch, historiador, docente, escritor, becario de la Fundación Guggenheim, y Ezequiel Adamovsky, doctor en Historia, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas ( CONICET ) y docente en la Universidad de Buenos Aires ( UBA ), autores del libro titulado La marchita, el escudo y el bombo, editorial Planeta, 368 páginas, año 2016:

Las vibraciones propagadas por los bombos en las manifestaciones pueden entenderse, precisamente por su contribución a la creación de la atmósfera afectiva que acompañó el surgimiento del peronismo. El " nosotros peronista " emergió por supuesto conectado por afinidades ideológicas, posiciones de clase, entidades sindicales, consignas, intereses económicos, etcétera. Pero su potencia se asentó también en la fuerza emocional de esa unión, manifiesta no sólo en lo que respecta al vínculo con el líder, sino también en el que tejieron los peronistas entre sí y en su certeza de conformar el corazón latiente de un " Pueblo " amorosamente conectado.

El sonido envolvente del bombo, las vibraciones que su ritmo grave transmitió sobre los cuerpos, tuvieron un papel protagónico en el proceso por el cual se tejió ese afecto en primera instancia y el apuntalamiento de su solidez a través del tiempo, en la repetición constante del ritual de marchar al compás de su llamada. No es casual entonces que se haya transformado en una suerte de hito o ícono sonoro que identifica al propio peronismo tanto como la marcha o el escudo.

La marchita, el escudo y el bombo

Nota:

En la imagen, portada del libro La marchita, el escudo y el bombo, de Ezequiel Adamovsky y Esteban Buch, editorial Planeta, 368 páginas, año 2016.

*     *     *

De Osvaldo Tcherkaski, columnista político, periodista, escritor, ensayista y articulista, autor del libro titulado Las vueltas de Perón, editorial Sudamericana, año 2016, Buenos Aires, Argentina:

Hacía más de una hora que había amanecido. Una llovizna persistente que envolvía como una humedad el aire y la tierra atenuaba la luz. Las hondonadas, los terraplenes y las ondulaciones donde la lluvia convertía en lagunas los campos que rodean la autopista que conduce al Aeropuerto Internacional de Ezeiza se veían atravesadas por sombras. Nubes bajas en un amanecer destemplado, con breves ráfagas de lluvia torrencial, se desplazaban en la semipenumbra. No eran nubes. O eran nubes de otra densidad, compuestas por grupos de caminantes que andaban en silencio, a campo traviesa, arrastrándose entre matorrales y árboles dispersos, más bien por las zanjas, para eludir un dispositivo de 35.000 hombres entre militares y policías, pertrechados con armas de guerra y apoyo de tanques, numerosos vehículos blindados y camiones de asalto.

Un muro de metal en movimiento en esa madrugada extraña, un cerrojo a campo abierto, como si el inminente aterrizaje del avión de Alitalia que traía a Juan Domingo Perón a Buenos Aires señalara el inicio de una invasión o el estallido de una guerra civil.

Las imágenes del frío afuera daban la contracara del despligue militar: era gente que resbalaba y se aferraba al esfuerzo de no caer a los precipicios de barro en una tierra vacía, casi sin árboles.

Miles, tal vez decenas de hombres, mujeres, jóvenes y niños marchaban bajo la lluvia para llegar a Ezeiza para recibir al general Perón después de 17 años y dos meses de exilio y proscripción.

Veían desde lugares lejanos como Bernal, San Francisco Solano, Quilmes, Lomas de Zamora, en columnas muchas veces espontáneas que se iban engrosando en el camino. Venían marchando desde las primeras horas de la madrugada. Las columnas más nutridas, se escuchaba en la radio, habían partido de los lugares más cercanos a la avenida General Paz, el Camino de Cintura y los tres cordones de La Matanza. Eran miles de trabajadores que provenían de las concentraciones industriales de San Justo o González Catán, las grandes fábricas que resultarían destruidas unos años después, en la larga noche que inauguró el golpe militar de 1976. En la Capital, las columnas se fueron organizando en las barriadas más populares: Mataderos, Perito Moreno y Dellepiane, avenida La Plata y Sáenz, Juan B. Justo y Lope de Vega, avenida del Trabajo y Tellier. Los que habían emprendido la marcha en esa madrugada de noviembre de 1972 era los proscriptos del padrón electoral: desde el golpe militar de 1955 podían ir a votar en las elecciones parapléjicas que se realizaron entre 1957 y 1963, pero no podían votar al peronismo.

A medida que iba clareando se podían ver los movimientos de la multitud y de las fuerzas de represión. Poderosos altoparlantes emitían órdenes e indicaciones que los caminantes ignoraban, y aseguraban que la orden de los que comandaban el cerrojo era evitar la violencia y detener el avance de las columnas.

El aterrizaje del avión que traía a Perón y a su comitiva estaba previsto para las once de la mañana. Alrededor de las nueve, los que lograron romper el cerco se encontraban a más de veinte kilómetros del aeropuerto.

Los cánticos y el ánimo de las columnas eran de festejo. En cambio, el cerrojo escalonado en un radio de cincuenta kilómetros era una demostración de pánico. Los militares fueron tomados de sorpresa. En ninguna de sus trabajosas y mayormente delirantes hipótesis de conflicto había figurado que esto pudiera suceder.

En la noche del viernes 17 de noviembre de 1972, unas doce horas después de la llegada de Perón, la Casa de Gobierno era un aquelarre.

Lanusse había hecho suya la creencia en el poder del propio deseo para resolver la política y decidir el curso de los acontecimientos. A fines de julio de ese año, en una cena de camaradería en el Colegio Militar, anunció lo que había decidido: " Perón no viene porque no le da el cuero ". La mención del nombre de Perón y las palabras " peronista " o " peronismo " estaban proscriptas desde la dictadura instaurada tras el golpe de 1955 que derrocó a Perón del poder y lo quiso derrocar de la lengua de los argentinos. La ocupación de la lengua por los militares golpistas se dio como prohibición: los medios informativos sólo podían aludir al presidente derrocado de manera figurada, " el ex dictador " o " el dictador prófugo ", por haberse exiliado en el extranjero. En la superficie de la política, el Partido Peronista debió adoptar el nombre de Justicialismo o Movimiento Nacional Justicialista, pero sus sedes en todo el país, llamadas unidades básicas, fueron clausuradas y excluidas de toda actividad pública o participación electoral. Por debajo de esa superficie, los militantes peronistas fueron ferozmente perseguidos, reprimidos, encarcelados o torturados. En ese contexto, las palabras de Lanusse en el Colegio Militar querían significar que no era que Perón no venía porque no podía ( " porque nosotros se lo prohibimos " ), sino porque no quería. Tras casi dos décadas de estrellarse contra la resistencia popular a las sucesivas intentonas castrenses de terminar con el fenómeno peronista o querer superarlo, la camarilla militar encabezada por Lanusse llegó con el objetivo de cambiar el sistema de discriminación: levantar la proscripción del peronismo para continuar en el poder. Las hipótesis de trabajo, que dieron en llamarse Gran Acuerdo Nacional ( GAN ), imaginaban garantizar el continuismo militar imponiendo el nombramiento de ministros comandantes al gobierno que surgiera de las primeras elecciones libres desde la caída de Perón. En un acto público realizado a fines de julio de 1972, Lanusse redobló la apuesta promocionando una frase que lo convertiría en un guapo a la vista del público. Con un vozarrón profundamente inspirado en las visiones de su mentor, el que le acercaba la voz del pueblo, proclamó por radio lo que consideraba el gran desafío que lo haría entrar en la historia: " ¡ Que venga si le da el cuero ! ".

Desde que Perón puso los pies en el país, Lanusse se fue enredando en una idea fija que a lo largo de esa jornada terminó en obsesión: que Perón viniera a hablar con él. Y de última, si se negaba, Lanusse accedería a desplazarse a Ezeiza para que la entrevista se realizara.

Cerca de la medianoche, una multitud de periodistas, más por su apretujamiento que por su número, se hacía cargo del nerviosismo que tensaba el aire. Las escalinatas del primer piso de la Casa Rosada, alfombradas de rojo, conducían a las oficinas del segundo, donde estaba reunida la Junta Militar. La Casa de Gobierno había sido iluminada a pleno, como en un día fasto que nadie recordaba haber vivido. Alrededor de las once y media de la noche, ninguna " palabra oficial " sobre los acontecimientos del día. El secretario de prensa bajaba y subía las escalinatas con unos papeles que sostenía entre las manos, y no se podía adivinar si eran los mismos o cambiados en cada una de sus espasmódicas apariciones, y balbuceando, esforzándose por hablar sereno, con la frente cubierta de transpiración, volvió a desaparecer ...

Lo que se podía sacar en limpio era que, según la Junta Militar, " Perón no está detenido ni preso sino alojado en el Hotel Internacional de Ezeiza " y " por razones de seguridad, con el objetivo de proteger su vida y la de sus acompañantes, y de preservar la calma en todo el país ".

Enseguida vino lo mejor: la Junta Militar quería saber qué había venido a hacer Perón a la Argentina.

Un general exiliado y un general en actividad, Alejandro Lanusse, entraron en la dinámica de un duelo que aún no ha concluido aunque los dos estén fallecidos.

Las revueltas de Perón

Nota:

En la imagen, portada del libro Las vueltas de Perón, de Osvaldo Tcherkaski, editorial Sudamericana, Buenos Aires, Argentina, 416 páginas, año 2016.

*     *     *

De Nara Carreira, actriz de la obra teatral " Eva Perón resucitada ", pieza del dramaturgo, filósofo, poeta y docente Vicente Zito Lema y realizada en la sala del Teatro Melany del Centro del Arte, San Luis 1750, Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina:

Mi conocimiento de Eva Perón es el de cualquier persona comprometida y curiosa de la historia. Es una labor muy grande, ya que provengo de la danza y me implica un gran esfuerzo físico el trabajo con la voz de Evita, siempre exigida, al borde del quiebre. Durante la obra no aparece el nombre de Juan Domingo Perón, la complejidad de Evita, soñadora, romántica, humanista y a favor de los necesitados de legitimidad social y cultural, demandaría una obra en sí su vínculo amoroso con Perón.

En la obra participan doce coristas que le dan vida a distintos momentos de la historia de Evita, reflejados a través de ámbitos oníricos, y más que una ceremonia de resucitación, es una ceremonia de unión y fuerza conjunta, un sueño necesario en estos difíciles tiempos.

Las revueltas de Perón

Nota:

En la imagen, la actriz de cine y televisión Nara Carreira en la obra titulada " Eva Perón resucitada ", del dramaturgo y poeta Vicente Zito Lema.

*     *     *

De Verónica Abdala, periodista en la sección SPOT - Cultura, Espectáculos, del diario CLARíN, Buenos Aires, Argentina:

La ciudad de Buenos Aires se caracteriza, entre otras cosas, por su riqueza cultural, los museos y centros culturales ofrecen incontables alternativas para disfrutar en solitario o en familia.

Estas son algunas de las mejores propuestas, con días gratuitos o de costo razonable:


Museo Evita

En las visitas guiadas - martes a domingo -, los guías presentan objetos personales de Eva Perón, combinados con documentos de época y originales producciones audiovisuales. En el museo hay también una tienda y un pintoresco restaurante en el patio.

Lafinur 2988, en Palermo.


Museo Nacional del Traje

Ubicado en una antigua casona del barrio de San Telmo, cuenta con más de 9.000 piezas y accesorios de todas las épocas e invita a reflexionar sobre las formas del vestir como elemento de comunicación social.

Chile 832.


Museo Nacional de Bellas Artes

El MNBA es uno de los principales de América Latina y tiene el mayor patrimonio artístico del país.

Avenida del Libertador 1473.


Museo Fernández Blanco

Atesora colecciones artísticas de los siglos XIX y XX, juguetes, platería, indumentaria, mobiliario y fotografía.

El museo posee la colección de muñecas antiguas más completa del país, exhibida en cuatro salas de su sede del barrio de Congreso.

Hipólito Yrigoyen 1420.


Museo Quinquela Martín

En pleno corazón de La Boca reúne las obras pictóricas que el artista Benito Quinquela Martín donó. Cuenta con una muy amplia colección de aguafuertes y óleos, y una estupenda colección de mascarones de proa realizados por artesanos anónimos.

Avenida Don Pedro de Mendoza 1835.


Museo de Arte Decorativo

El Palacio Errázuriz que alberga el Museo - construido por el arquitecto francés René Sergent en 1911 - es en sí mismo una joya de estilo que vale la pena visitar.

La colección propia tiene cerca de 4.000 piezas; se destacan las pinturas, muebles, tapices, orfebrería, jarrones orientales y miniaturas europeas.

Av. del Libertador 1902, Palermo.


Museo de Arte Moderno de Buenos Aires

El MAMBA reúne obras de artistas argentinos de la décadas del ´40,´ 50 y ´60, y posee una importantísima colección de reconocidos artistas internacionales, como los españoles Salvador Dalí, Pablo Picasso y Joan Miró.

Avenida San Juan 350, San Telmo.


Museo de Artes Plásticas Sívori

Lindísimo museo en pleno rosedal o verde pulmón de la ciudad.

Alberga más de 4.000 piezas de arte argentino de los siglos XX y XXI.

Avenida Infanta Isabel 555, en Palermo.


Colección de Arte Fundación Fortabat

Abarca obras de arte argentino del siglo XIX hasta la actualidad y obras de artistas internacionales, además de objetos del Antiguo Egipto y de la Antigua Grecia.

Olga Cossentini 141, barrio de Puerto Madero.


Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia

Es uno de los más completos en América Latina, 23 colecciones nacionales, con un estimado de 1,5 millones de especímenes.

Exhibe fósiles y huesos de las especies que habitaron la región pampeana hace millones de años. Entre las curiosidades hay un gliptodonte hallado cuando se construyó la estación Tronador del subte. Una muy importante sala de fósiles reúne el Patagosaurus, el Amargasaurus, el Carnotaurus, el Herrerasaurus y el Eoraptor, entre otros dinosaurios.

Aves, anfibios, reptiles, artrópodos, la Zoología, la Botánica, la Geología y la Paleontología, sorprenden y emocionan a chicos y a grandes en amplísimas salas de exhibición.

El Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia tiene su Hall de Biblioteca y su Bar Temático, donde los visitantes pueden tomarse un descanso antes de continuar el recorrido.

Avenida ángel Gallardo 470, Parque Centenario.

*     *     *

De Luisa Corradini, jefa de Redacción del servicio de Internet en español de Radio Francia Internacional ( RFI ), escritora y periodista, en diario La Nación, Buenos Aires, Argentina:

Hace décadas que Alain Rouquié sigue con la paciencia de un benedictino la evolución de la Argentina. Más de medio siglo durante el cual sus análisis, artículos y publicaciones lo consagraron como el mejor especialista francés de nuestro país y de América Latina. Pero no es sólo esa prolongada asiduidad académica la que otorga precisión a su extensa obra. Lo que hace la diferencia es su empecinada objetividad.

Esa imparcialidad se vuelve a manifestar en su último libro, Le siècle de Perón ( El siglo de Perón ), recientemente publicado en Francia por Seuil. En 403 páginas, el actual director de la Maison de l´Amérique Latine en París analiza con distancia histórica la experiencia peronista, sus aciertos, sus errores, sus ambigüedades y leyendas. Siguiendo paso a paso ese fenómeno político singular, Rouquié describe un tipo de régimen al que califica de " democracia hegemónica ", que se reduce, esencialmente, a la consulta electoral.

La mayor originalidad de Le siècle de Perón reside, sin embargo, en el enfoque globalizador del autor, convencido de que esa " autocracia electiva " que caracteriza la vida política argentina desde hace más de 70 años generó en el siglo XXI numerosas imitaciones, no sólo en América Latina, sino también en Europa e incluso en Asia.

EL SIGLO DE PERON

Nota:

Portada del libro titulado Le siècle de Perón: essai sur les démocraties hégémoniques, de Alain Rouquié, editorial Seuil, 403 páginas, año 2016.

*     *     *

De Daniel Di Giacinti, historiador, escritor, presidente de la Fundación Villa Manuelita:

Francisco, el Papa, asombra con su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, al realizar un llamado ferviente a todos los cristianos, una convocatoria que incluye una serie de contundentes denuncias sobre la injusticia social de un sistema egoísta y decadente:

" ... La necesidad de resolver las causas estructurales de la pobreza no puede esperar, no sólo por una exigencia pragmática de obtener resultados y de ordenar la sociedad, sino para sanarla de una enfermedad que la vuelve frágil e indigna y que sólo podrá llevarla a nuevas crisis. Los planes asistenciales, que atienden ciertas urgencias, sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras. Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema ... "

"... La paz social no puede entenderse como un irenismo o como una mera ausencia de violencia lograda por la imposición de un sector sobre los otros. También sería una falsa paz aquella que sirva como excusa para justificar una organización social que silencie o tranquilice a los más pobres, de manera que aquellos que gozan de los mayores beneficios puedan sostener su estilo de vida sin sobresaltos mientras los demás sobreviven como pueden. Las reivindicaciones sociales, que tienen que ver con la distribución del ingreso, la inclusión social de los pobres y los derechos humanos, no pueden ser sofocadas con el pretexto de construir un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz. La dignidad de la persona humana y el bien común están por encima de la tranquilidad de algunos que no quieren renunciar a sus privilegios. Cuando estos valores se ven afectados, es necesaria una voz profética ... "

" ... Los aparatos conceptuales están para favorecer el contacto con la realidad que pretenden explicar, y no para alejarnos de ella. Esto vale sobre todo para las exhortaciones bíblicas que invitan con tanta contundencia al amor fraterno, al servicio humilde y generoso, a la justicia, a la misericordia con el pobre. Jesús nos enseñó este camino de reconocimiento del otro con sus palabras y sus gestos. ¿ Para qué oscurecer lo que es tan claro ? No nos preocupemos sólo por no caer en errores doctrinales, sino también por ser fieles a este camino luminoso de vida y de sabiduría ... "

En la Argentina los humildes tienen algo para ofrecer, una cultura popular cristiana basada en los principios fundamentales que sembraron en sus corazones Juan Perón y Evita: justicia social, independencia económica y soberanía política.

Ojala todos podamos escucharlos e interpretarlos.

EL SIGLO DE PERON

Nota:

En la imagen, portada del libro La batalla cultural del peronismo, de Daniel Adrián Di Giacinti, Fundación Villa Manuelita, Glyptodon, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, 80 páginas, año 2016.

*     *     *

De Eduardo Fabregat, periodista gráfico y radial, corresponsal y editor.

En la Biblioteca Nacional de la ciudad de Hanói, capital de Vietnam, un nutrido público, una delegación de embajadores y la plana mayor del Ministerio de Cultura local, enrojecen las palmas sin descanso. El Aula Magna del sexto piso sirve como escenario a la presentación del libro, con traducción al vietnamita, La razón de mi vida.

Desde un panel de seis metros de altura, Evita sonríe.

La presentación, realizada en forma paralela a las exposiciones de fotografías sobre Eva Perón, formó parte de la Semana Cultural de Argentina, que se realizó para celebrar el 40° aniversario de relaciones diplomáticas.

EL SIGLO DE PERON

Nota:

Presentación de la edición, con traducción vietnamita, del libro La razón de mi vida, en la Biblioteca Nacional, 31 de la calle Trang, distrito de Hoan Kiem, ciudad de Hanói, Vietnam, Indochina, Asia, diciembre de 2013.

Ver página sobre el libro La razón de mi vida

*     *     *

De Juan Carlos Cernadas Lamadrid, dramaturgo:

Nací en 1940. De aquel peronismo inicial poco puedo decir como experiencia personal. Pero lo que sí guardo como una experiencia propia de mi infancia es el recuerdo de Evita, su voz. Esa voz fuerte, alterada, que caracterizó muchos de sus discursos públicos. Su voz me atrapaba en la misma medida que me inquietaba y me obligaba a permanecer inmóvil ante el aparato de radio de mi abuela, como si aquel torrente de palabras, para mí entonces incomprensibles, pudieran revelar el misterio que desde mi inocencia se agigantaba: ¿ Por qué estaba tan enojada esa señora ¿ Pero quizá lo que entonces me extrañaba aun más, era no entender por qué lo que esa señora decía, enfurecía tanto a unos, al mismo tiempo que la gran mayoría la aplaudía y vitoreaba su nombre hasta las lágrimas.

Provengo de una familia  -  tanto paterna como materna  -  de vieja raigambre argentina. La histórica lucha entre unitarios y federales no fue para mí un dato del pasado extraído de un texto escolar. Fue una vivencia. Entre la familia de mi madre  -  unitaria  -  y la de mi padre  - rosista incluso por vínculo de sangre  -  se reprochaban muertes y persecuciones y destierros, como si acabaran de suceder.  Con el advenimiento del peronismo se inauguró para muchos esta escisión profunda pero no para mí. En mi familia, con el peronismo, también se ahondó la división ya existente. Recuerdo que en reuniones familiares se imponía en el living un cartel que rezaba " Prohibido hablar de política ", aunque jamás dio resultado. Pero aunque las pasiones eran nuevas, de alguna manera yo sentía como la prosecución de un mismo discurso: dependencia, nacionalidad, entrega, expoliación.

Cuando superé la adolescencia, había comprendido ya por qué esa señora se enojaba tanto y por qué enojaba a tantos. Claro que su enojo expresaba ahora otro dato de indudable peso en la realidad: la relación entre explotadores y explotados. Comprendí entonces que el odio atribuido a Evita no era más que la reacción propia de quienes se veían desenmascarados en sus privilegios de oligarquías dominantes, como ella misma solía decir. Por lo que ya en mi juventud el " odio " que Evita sentía por los que provocaban la marginación y la miseria, me pareció no sólo justo, sino profundamente cristiano. Así su odio se hizo mío sin comprender por inmadurez que su mensaje era mucho más profundo, moral y cristiano que el que yo le atribuía. Comencé a comprender esto  -  tardíamente sin duda, por mi propio origen burgués  -  cuando cayó en mis propias manos un libro del entonces obispo de Avellaneda, monseñor Jerónimo Podestá, que hablaba de la " violencia del amor ".

Recién ahí advertí que lo de Evita no era odio, sino amor.   Amor en rebeldía. Ella provenía de ese mismo pueblo marginado y explotado. Su voz fue un grito por todos aquellos que no habían podido gritar. Fue un desenmascaramiento definitivo y esto, en sí mismo, es un acto de amor. Por esto el odio que ella pudo provocar, no estuvo en el pueblo. El odio fue la reacción de aquellos que se sintieron tocados como opresores de ese mismo pueblo.  Tanto es así esto, que a Evita no se la sigue por sus ideas, aunque éstas no sean excluyentes. A Evita simplemente se la ama. La ideas pueden perder vigencia, o necesitan reacomodamientos o " aggiornamientos " ante la realidad cada vez más compleja, pero el amor, no. Y ésta es la revolución que Evita sigue y seguirá encarnando.

Basta ver quién la amó, quién la ama, quién la odió, para saber de qué lado de la vida se está. Quienes han estudiado o reflexionado sobre la vida y la obra de esta mujer argentina se han preguntado cuál fue el motivo que la llevó a semejante despliegue de actividad, de la mañana a la noche, sin pausa, inmersa en un mundo de luchas e intrigas políticas, sin paz ni descanso.

Sus detractores apuestan todo a la teoría que muestra a Evita como una mujer ambiciosa, guiada en su acción por represalias y venganzas personales. Mary Main, María Flores, en su libro La mujer del látigo, considera que " la Fundación Eva Perón fue creada por despecho por una mujer ambiciosa y resentida ". Con lo que desvaloriza, de allí en más, toda la labor, la obra, la actividad social que desarrolló. Para completar esta diabólica interpretación agrega que " si la aristocracia argentina ( ¿ ) la hubiera recibido, ella no hubiera ambicionado más poder, devorada por una sed insaciable, que habría de conducirla, si la muerte no se adelantaba, a la insanía ".

Cuando habitualmente hablamos de la palabra ambición cualquiera de nosotros piensa que significa ansias de tener riquezas, de acumular poder. Creo que no pasa por ahí la esencia de una vida como la de Eva Perón. Cabe preguntarse si no hay en todas las conductas de los hombres una ambición a realizar, si este sentimiento no es el motor que nos hace caminar en la vida. Es importante señalar este aspecto del tema, como si uno no pudiese decir que un escritor tiene la ambición de escribir la mejor obra o un político no tiene la de llegar a la Presidencia, o un empresario la de tener una gran empresa. Eva Perón tuvo una primera etapa, como todos los seres humanos, la de la ambición de abrirse camino, de gestar su propio protagonismo y eligió el camino artístico, como otros eligen el comercio, la ingeniería o la política, y en este sentido tenía una sed enorme de desarrollar su vida y su rol.

Evita tuvo una segunda etapa donde esa ambición, tal vez personal, como la de cualquier ser humano, se transforma en realidad a través de una causa. Cuando se encuentra con Perón se mimetiza en la idea de lo que había que hacer y pasa a tener la ambición de lograr los objetivos de una causa.

Justamente, lo importante de Eva es que tuvo la grandeza de haber sabido transformar las propias aspiraciones de protagonismo personal de la primera etapa de una artista en el protagonismo social de ser un instrumento para dignificación de los hombres y mujeres del pueblo.    Eva Perón si hubiese querido integrarse a la oligarquía, podía hacerlo fácilmente siendo la mujer del Presidente de la República. Y en su orden de valores alcanza con ser la esposa del Presidente. 

Son palabras de Eva Perón: “ Dicen que soy una resentida social. Soy una resentida social, pero mi resentimiento no viene de ningún odio sino del amor: del amor por mi pueblo cuyo dolor ha abierto para siempre las puertas de mi corazón ". " Y me pregunto por qué hubiese podido rechazarme la oligarquía. ¿ Por mi origen humilde ¿ ¿ Por mi actividad artística ¿ ¿ Pero acaso alguna vez esa gente tuvo en cuenta estas cosas tratándose de la mujer de un presidente ¿  Nunca la oligarquía fue hostil con nadie que pudiera serle útil. El poder y el dinero no tuvieron nunca malos antecedentes para un oligarca. La verdad es otra. Yo, que había aprendido de Perón a elegir caminos poco frecuentados, no quise seguir el antiguo modelo de esposa del Presidente ". 

" Sí. Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que mi nombre figurase alguna vez en la historia de mi Patria ... y me sentiría debidamente, sobradamente compensada, si la nota terminara de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba cariñosamente Evita ".

*     *     *

De Ramón Landajo, periodista, secretario y ayudante de Perón:

Conozco, como pocos, la tremenda soledad en la cual vivió el General desde que inició su destierro en setiembre de 1955, y como nadie, depositario de muchos de sus secretos. Ese es, para mí, el mejor premio que defiendo y guardo con orgullo ya que he sido y soy quien sin buscar recompensa fui distinguido por Perón como amigo y colaborador.

Según me confiaba el General, definida y finalizada la Segunda Guerra, el poder mundial que representaban los líderes de las potencias vencedoras, decidieron cuál sería el destino de todos los países del mundo.

Si bien habían fijado sus ojos en nuestro Continente, y particularmente en Argentina, Brasil y Chile, comenzaron a tener temores que la prédica y ejercicio peronista pudiera extenderse por el mundo. Aquella guerra, como todas las que se han generado a través de los tiempos, estuvieron impulsadas por intereses económicos y la finalidad principal era la de controlar la riqueza de las naciones a través de la sumisión y explotación de sus pueblos.

Varios emisarios llegaron al general, tratando de convencerlo de que cometía serio error al tratar de crear conciencia en las masas sobre derechos que hacían al respeto a la dignidad del hombre de trabajo, como también impulsar la idea que el capital debía tener una finalidad social y solidaridad con los sectores sumergidos. Igualmente, esos emisarios pretendían imponer condiciones para impedir el desarrollo de la industria nacional, ya que, de existir y progresar, constituía un peligro para el desarrollo de sus fábricas en otras latitudes, y fueran una competencia en los mercados internacionales. El papel que habían reservado para la Argentina era la de un reservorio y encontraba en Brasil el lugar ideal para instalarse, ya que tenían asegurada una mano de obra aunque no muy calificada sí barata por las perspectivas de hambre y miseria que se proyectaba en su creciente población. Las necesidades, solía sostener el General, llevan al individuo a aceptar imposiciones denigrantes para así sobrevivir dentro de este mundo lleno de egoísmo.

Fácil le hubiera resultado al General Perón aceptar los ofrecimientos si hubiera ambicionado riqueza, comodidad y figurar en el mundo de los vanidosos. Siempre sostuvo su pasión nacional y luchó para implantar un sistema justo, donde se respetara y dieran seguridades a todos los sectores de la población para gozar de una vida digna de ser vivida dentro del marco de libertad y el respeto.

El precio que tuvo que pagar lo conocemos. Vivió dieciocho años en el exilio. Dieciocho años en que alejado de su Pueblo, silenciado por falsos intermediarios que escondían sus mensajes o los relataban de acuerdo a los intereses que representaban, pudo regresar cuando sus enemigos, conociendo sus precarias condiciones de salud, que anticipaban una corta vida, planificaron la última etapa de su existencia.

Regresó Perón en 1973.

Semanas antes de su fallecimiento, en la entrevista que tuvo lugar en su despacho en la Casa Rosada, me manifestó su amargura ante el panorama que ofrecía la realidad argentina. Habían cargado sobre él todas las responsabilidades. Lo presionaban a diario con problemas que se creaban a su alrededor, con la finalidad de apurar su tránsito por este mundo. Como bien lo relatara el escritor Enrique Pavón Pereyra en uno de sus libros, testimoniando el cerco que sufría Perón, el Presidente se encontró que ni papel esquela tenía en su escritorio de trabajo. Escamoteado por López Rega, era una especie de seguro para él, que nada le podía escapar. Al notar Perón esto, expresó:

" Como verá , hasta el papel me quitan. Los remedios me los esconden, y a diario buscan irritarme, para ver si así apuran mi final. Son los cuervos que me rodean, esperando ver mi cadáver para devorarlo como carroña ".

" No puedo descalificar a todos. Pero sí descalifico a los que desmedidamente, suciamente, se valen de la confianza para cometer toda clase de atropellos, burlas y delitos. Los he visto actuar a mi alrededor durante el ejercicio de mis funciones de gobierno, y si bien no he podido desprenderme de esas sanguijuelas miserables, de esos gusanos, es por la simple razón de que eran parte o componentes de toda una organización que se cuela, en cualquier organismo o institución, y ocultando su personalidad tras el disfraz de la hipocresía, son los que sabotean todo proyecto que pueda significar un beneficio para los sectores que reclaman justicia y comprensión ".

" La función de un Presidente, y comienzo por mi caso, no era simplemente la de aparecer en actos públicos, rodearme de los alcahuetes de turno y leer los discursos que muchas veces me elaboraban. Tampoco la de ser un simple monigote que se presentaba en actos con la finalidad de mostrarse como el poder absoluto, como un buen hombre de relaciones públicas, sino que era preciso que un jefe de Estado sea un hombre que, escapando de las vanidades a que lo lleva la circunstancia, dedique todo su tiempo en pensar, proyectar y trabajar, supervisando todo, para que lo prometido a su pueblo se concrete en realidad. Yo he trabajado permanentemente, y he tratado de sacar el mayor provecho al tiempo que dedicaba a estudiar los problemas y hallar soluciones. Si mucho no pude lograr es por mi falta de tacto o conocimiento al elegir a hombres que llegaban a mi lado, no con la finalidad de servir a los intereses de todos, sino el servirse de una ubicación dentro de la estructura y tener cierto poder para cometer las burlas mayores a la confianza que en ellos había depositado. Mucho más tras la muerte de Eva, ya que me dejó la espalda desprotegida ".

" El jefe de Estado está siempre en el blanco de la mirada de todo el mundo. Sobre él ejercen toda clase de presiones sectores supuestamente amigos, que no llegan con la finalidad de dar soluciones o apoyo a proyectos que puedan servir a la comunidad, sino que cada uno busca sacar beneficio personal o de grupo de cada situación. Pocas veces aportan ideas positivas, sino que, en la mayoría de los casos, son los que crean intrigas y dificultades sobre otros para generar un clima de enfrentamiento y discordia que, finalmente, pueda favorecerlos ".

" Para que esto suceda, cuentan con una maquinaria publicitaria, a la que se prestan los mercaderes de la prensa que relatan hechos sin importancia, pero que los convierten en grandes escándalos para así destruir internamente a los hombres probos y de capacidad que puedan servir con lealtad a esa confianza que en ellos se deposita ".

" Del hombre público dicen de todo. Escriben libelos ofensivos y se ocultan en un supuesto derecho de ser fiscales, cuando ellos carecen de los más mínimos principios de lo que es moral. El funcionario público está expuesto a todo tipo de ataques. Cuando es honesto, sufre. Cuando no lo es, sale a la palestra a defenderse y buscar la conciliación mediante el otorgamiento de prebendas para que silencien u oculten todo aquello que pueda afectarlos en sus ambiciones o proyectos ".

" El funcionario público, de primer nivel, debe ser consciente que cumple una tarea que debe desempeñar con eficiencia y lealtad. Aquél que forma parte de un equipo de gobierno no puede ni debe buscar sobresalir por lo que no es, sino que debe encontrar el reconocimiento por lo que hace en servicio a esa comunidad a la cual debe servir. Las tarjetas con escudo a seco y títulos, no deben ser pasaportes para cometer iniquidades, ni tampoco para presionar para todo cuanto se riñe con la honestidad y la moral. Hay muchos de esos funcionarios que utilizan su poder o cargo para buscar los caminos que le aseguren un bienestar económico futuro, especulan con el cargo para cometer desfalcos a la ingenuidad de sus representados, y carecen de los elementales principios de lo que es servir con honestidad a la Nación y al Pueblo. Buscan rodearse de alcahuetes e incapaces, pero sí aventureros que puedan canalizar sus negocios para repartir limosnas que generalmente dan a quienes son obsecuentes y adulones. De vez en cuando hacen una cosa bien, ayudando a determinada entidad, pero siempre buscando que ese acto o ese hecho se realice frente a medios que puedan publicitarlos. Carecen de total humildad y grandeza ".

" El hombre común, el hombre de pueblo, es el que tiene problemas, para él insolubles, no siempre encuentra eco en las autoridades. ¿ Qué le importa al mal funcionario el padecimiento de uno en millones, si eso no le permite ganar el reconocimiento de quienes, al abandonar la función, pueden contratarlo para servir en las sociedades bastardas que han favorecido suciamente ¿ ... ¿ Qué puede importarle al hombre que conduce un gran proyecto, que muchos sean víctimas de la ambición de los especuladores, si, en definitiva, para lo único que sirve acercarse a las bases es para reclamar de ellas el voto en elecciones ¿ ..."

" Yo he visto y comprobado, como también combatido durante mi gobierno, a muchos que simulaban sentimiento popular, pero que eran insensibles a los reclamos de los castigados sectores humildes. Preferían codearse con los perfumados millonarios nacionales o extranjeros, antes de convivir con el sudoroso trabajador que, en definitiva, es el que hace con su esfuerzo y sacrificio las grandes obras que construyen una gran Nación ".

" Es posible que algún día usted pueda llegar, pese a su poco deseo de ser funcionario público o político, a ocupar un cargo dentro de la estructura de gobierno. Tenga en cuenta, si llega serlo, que, primero de todo, es tener las puertas abiertas a todos los sectores más castigados de nuestro pueblo. No escape a los reclamos de los que claman justicia. No malgaste su tiempo en actos o ceremonias que solamente sirven para determinadas escenas de esta parodia que es la tarea de gobernar. Sus minutos serán necesarios para dedicarlos a responder a la confianza de quienes, lejos de usted, saben que está trabajando por ellos. No busque el halago fácil, y deseche las adulerías y alcahueterías. Cuando reciba a alguien que mucho pueda ofrecerle, desconfíe de él. Tratará de encontrar su lado flaco, para hacerlo caer en sus trampas para después dominarlo ".

" Sienta el dolor de los que sufren. No escape a la realidad en momento alguno. No crea cuanto muchos gritan organizadamente, pero sí valore aquello que susurran los que no tienen fuerza para poder gritar, ya que le han quitado la voz. No crea en la justicia de los hombres, porque como tales, siempre están expuestos a ceder ante las propias ambiciones personales, familiares o de grupo. No se deje ganar por el ego, porque ese será su mayor enemigo. Si llega al cargo, sepa que ese es un honor que le da el pueblo. Sea honesto con sus propias convicciones, y si bien como todo humano debe tener ambiciones personales, que las mismas no sean excesivas. Lo que abunda, daña. Cuántos de esos millonarios que hoy se ufanan de estar junto a nuestros enemigos, son los mismos solicitantes que llegaban arrastrándose hasta mi despacho. Hasta el dinero que ha sido y es del Movimiento y de la Nación, y que por razones de Estado se les confiaron, hoy lo usan, no para servir a los sectores necesitados, a los perseguidos, a los encarcelados o a las familias de quienes murieron por defender un ideal, sino para ubicarse dentro de las élites insensibles, usureras y especuladoras ".

" La función pública, le repito, es el honor que le confiere la mujer y el hombre de nuestro pueblo, en la idea que habrá de responder a esa confianza que han depositado en el funcionario o la autoridad, o bien en los dirigentes ".

" Cuando regresé, no imaginé que tanto habría de ser mi padecimiento. Al final de mi vida, todo resulta más doloroso. No en lo físico, sino en el espíritu. Compruebo a diario cómo se ha distorsionado, cómo se ha bastardeado todo cuanto se ha hecho, y que no es un esfuerzo solamente mío. Cientos de miles de peronistas han ofrendado todo en pos de hacer una Gran Argentina. No ha fallado el pueblo. Los que han defraudado, en su mayoría, son los dirigentes que no han sabido estar a la altura de las circunstancias. Cada uno ha jugado su propio partido y poco o nada les ha interesado el país o el pueblo ".

" Yo que los he recibido a casi todos, cada uno con su gallito bajo el brazo, los conozco bien. Les he tenido que aceptar imposiciones, en la esperanza de que el pueblo pudiera darse cuenta de cuán ruines eran aquellos que suponían los representaban o actuaban con lealtad. No imagina cuántos sapos me he tenido que tragar a lo largo de todos estos años de exilio ".

" Poco es el tiempo que me queda. Quisiera cerrar mis ojos con tranquilidad, pero, imagino que diariamente aumentarán las angustias ante el acoso de quienes ya festejan mi desaparición, y hacen planes para repartirse lo que puedo dejar. Quisiera que al morir mis restos fueran depositados en algún lugar de esa abandonada tierra patagónica, donde disfruté años de mi niñez. Quizá, desde ese lugar adonde no llegan tantos que esconden tras su supuesta lealtad, toda la falsedad, bajo la luz de las estrellas, en esas noches frías, pueda hallar la tranquilidad que todo guerrero ansía. Pero, ni en la muerte habrán de dejarme tranquilo. Justificarán su aparente indentificación, no divulgando y promoviendo lo que ha sido y es nuestro proyecto, sino colocando bustos en plazas o paseos, o bien poniendo mi nombre a calles y edificios. Con eso pretenderán justificarse antes las facilidades que encontrarán para engatusar con falsas promesas y asumiendo una posición que jamás tuvieron, a masas que confían y creen aún en esos nombres ".

" Usted lo habrá de comprobar. No pasará mucho tiempo. Pocos serán los que me recuerden con afecto, ya que contados son los amigos leales que he tenido. Los verá, y no dudo que sentirá bronca al escucharlos. Pero, como siempre he dicho, la mentira tiene patas cortas. Ellos mismos caerán por el propio peso de sus pecados, y pagarán las consecuencias, sintiendo el repudio de todo el pueblo ".

" Horas amargas e inciertas habrá de sufrir la Patria. Nuestro pueblo, tan heterogéneo, producto de tantas cruzas de razas, se mueve por el impulso que le da el bolsillo y el estómago. No es un pueblo sufrido, porque le hemos dado todo, sin mucho esfuerzo. Ese ha sido el gran pecado, y el sabor amargo que llevo en mi boca por el fracaso de tanto esfuerzo y la frustración de tantas esperanzas; son una carga pesada que hacen más duro el andar por el tramo final de la vida. Yo no alcanzaré a verlo, pues sé que mi vida se encuentra en el último tramo. Trato y he tratado en estos años hacer comprender la necesidad que cada argentino asuma la responsabilidad de lucha que le corresponde. Pero, no lo he podido lograr. Yo no puedo obligar a mujeres y hombres a tomar decisiones y luchar por sus derechos. Ellos deben ser artífices de su propio destino ".

" El honor y la dignidad de la patria no puede estar en manos de unos pocos, ya que todos deben sumarse en la defensa de la misma, si no quieren guardar el estigma de la traición ".

" Y el pueblo habrá de reaccionar. Al igual que un gato encerrado en una habitación, cuando se sienta acosado y sin posibilidad de salvarse, se arrojará sobre quienes lo opriman para liberarse ".

" La patria es la esencia misma que da Dios al hombre, para que la construya, para que la haga grande y finalmente la disfrute. Y la principal herramienta es cada uno. En su conciencia lleva la gran responsabilidad. Quiera Dios dar fuerza a todos para que con convicciones y conducta puedan salir airosos ".

Murió en soledad el 1 de julio de 1974. El teniente coronel Alfredo Díaz veló sus restos, mientras se daba en forma oficial la noticia de su fallecimiento por la cadena de radio y televisión.

*     *     *

Textos cortesía de Carlos Vitola Palermo de Rosario, Santa Fe, República Argentina.

Anterior


Indice de historias, anécdotas y testimonios


Puntos de navegación:

Introducción     Eva Duarte 1919-1943     Eva Perón 1944-1947     Evita 1947-1952     Cronología básica     Eva Duarte de Perón     Links     Bibliografía     Carta anónima     Novedades


Aquí puedes ver otras páginas realizadas por mí sobre:

Eva Perón    Documentos gráficos de Evita    Documentos gráficos de Evita (II)    Superman (moderna)    The Spanish Superman Homepage    Superman expandido    Superman Returns    Supergirl de Peter David    Superman en España    The Man of Steel    The Great Superman Thematic Museum    Legion of Super-Heroes    Smallville    Flash Gordon y Jungle Jim Sunday 1934-1944    Dan Dare. Pilot of the Future    Prince Valiant Sundays 1037-1956    Tarzan    The Heart of Juliet Jones    El Eternauta    El Hombre Enmascarado (The Phantom)    El Guerrero del Antifaz    Pantera y Pequeño Pantera Negra    Los Diez Mandamientos    El mundo de Suzie Wong    La llegada (Arrival)    El Rostro Impenerable (One Eyed Jacks)    La ciudad de Jaca en imágenes    La ciudad de Amposta en imágenes    Ava Gardner    Kylie Minogue     Kim Wilde     Hurts     Mi paso por Telefónica    Coreano para españoles    Página índice de todas mis páginas


DOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLEN

Esta página está dedicada a mi esposa Dolors Cabrera Guillén, fallecida por cáncer el día 12 de marzo de 2007 a las 18.50 y por seguir su última voluntad, ya que conociéndome, antes de morir, me hizo prometerle que no abandonaría la realización de mis páginas web.

Homenaje a Dolors Cabrera Guillén


(C) Copyright   Mariano Bayona Estradera 1999 - 2016