DOCUMENTOS SOBRE EVA DUARTE DE PERON 


Eva Ibarguren EVA IBARGUREN EVA DUARTE EVA PERON EVA PERON EVA PERON EVA PERON

María Eva Duarte de Perón / Evita. Argentina 1919-1952

Visión óptima con Internet Explorer

HISTORIAS, ANECDOTAS y TESTIMONIOS 

Evita en el Hogar de Tránsito Nº 2, hoy Museo Evita, Lafinur 2988, Buenos Aires

*     *     *

Del libro titulado " Eva Duarte, más allá de tanta pena ", de César Maranghello, editorial Eudeba, Buenos Aires, Argentina, año 2016:

Evita. Eva María Ibarguren, Cholita, Evita Duarte, Negrita, María Eva Duarte de Perón, Eva Perón. Vino al mundo el 7 mayo de 1919. Y no se fue nunca más.

Una biografía requiere años de dedicación porque ser biógrafo es ser un poco detective. Para encontrar una carta o una fotografía y no dejarse engañar por el biografiado. Porque incluso la mentira dice algo del personaje, pero hay que detectarla.

Eso me ha ocurrido con algún período vital de Evita Duarte, fundamentalmente en su etapa de intérprete juvenil. Así, una brutal aseveración en una apostilla de la revista Sintonía, durante 1940, me llevó a pensar en un embarazo no deseado, pero tampoco evitado por la actriz. Todo abonaba esa duda: las fotografías de los ensayos teatrales, con una Eva con evidente sobrepeso; el abandono momentáneo de la compañía Simari, en el mes de setiembre; la aparición de ilustraciones que no se correspondían con la realidad de ese mes y año, sino con la de años anteriores. Y, finalmente, comentarios dubitativos de personalidades artísticas del momento ( Irma Córdoba, Eva Franco, Lydia Lamaison, Osvaldo Miranda ) que no habían coincidido con ella ni en teatros ni en galerías cinematográficas o estudios radiales durante 1940. Como autor, no puedo conocer más datos históricos que los que manejó la propia biografiada, y pese a ello he recogido toda referencia al respecto aparecida en la prensa de la época y de años posteriores, dada la falta de testigos directos. Evité inmiscuirme en cuestiones legales que no me incumben, y eludí, al mismo tiempo, todo concepto equivocado del pudor, para acceder a una realidad dolorosa y trágica que redondea el diseño de una personalidad histórica fascinante.

EVITA
Nota:

En la imagen, portada del libro " Eva Duarte, más allá de tanta pena ", del premiado autor César Maranghello, médico de niños, historiador de cine argentino, docente y escritor, de la colección Biblioteca Proteatro, 896 páginas, numerosas fotografías, editorial Eudeba, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, año 2016.

*     *     *

De Matías Méndez, periodista y consultor de prensa, autor del libro " Fusco - El fotógrafo de Perón ", con prólogo de Marcos Zimmermann, editorial Aguilar, 252 páginas, profusamente ilustrado y con fotografías del excelente fotógrafo Pinélides Aristóbulo Fusco, Buenos Aires, Argentina, año 2017:

La fotografía siempre estuvo ligada a la realidad. Bastar ver la fotografía antológica de Eva Perón llorando en brazos de Perón, del 1º de mayo de 1952, captada por el obturador de la cámara Speed Graphic de Fusco, como ejemplo de un momento único, espontáneo e irreproducible en que se entrelaza política y humanidad.

Fusco llegó a ser " Fusquito " para Perón y eso le abrió las puertas a una intimidad que pocos fueron capaces de registrar. También lo convirtió en perseguido político cuando, luego del golpe de Estado de 1955, tuvo que esconder las fotografías y fue acusado de pornografía con la excusa de que había fotografiado a la actriz italiana Gina Lollobrigida desnuda.

Pinélides Fusco fue el primer fotógrafo argentino en transitar por el mundo del periodismo gráfico sin las contradicciones que a veces parecen enfrentar esos universos. Que el sentido último de fotografiar era mostrar el mundo que le tocaba con el mayor arte posible y hacerlo con verdad e integridad. Por algo, cuando algunas productoras internacionales le ofrecieron comprar sus fotografías de Eva Perón, respondió, fiel a sus principios: " Les agradezco muchísimo, no puedo cobrar por un material que ya me han pagado ".

EVITA

Nota: En la imagen, portada del libro " Fusco - El fotógrafo de Perón ", de Matías Méndez, editorial Aguilar, 252 páginas, año 2017.

*     *     *

De Un día como hoy - La historia rosarina de cada día, sección del Diario La Capital, del historiador Miguel De Marco ( h ), 16 de junio de 2017, Rosario, Santa Fe, Argentina:

El 16 de junio de 1947, en el Gran Cine Córdoba, de Córdoba 1139, se proyectó, en " Función exclusiva para todo Rosario ", la visita a España de María Eva Duarte de Perón, en continuado de 13 a 24 horas. El filme registraba, según se anunciaba: " Su llegada y agasajos en Villa Cisneros, la entrada triunfal a Madrid, el acto de condecoración, el imponente espectáculo frente al Palacio de Oriente, delirantes aclamaciones de la multitud, y amplias notas gráficas registradas por Noticiario Español llegado por avión en tiempo récord ". El programa siguió proyectándose mientras duró la presencia de la primera dama en Europa. El gobierno se preocupó en dar la mayor difusión disponible a aquel viaje y proveyó a diario los reportes filmados traídos vía aérea desde España.

*     *     *

Y en 1955, los rosarinos siguieron expectantes las noticias originadas en Buenos Aires, y propaladas por la radio, que dieron cuenta del bombardeo a la Plaza de Mayo y a la Casa de Gobierno por aviones de la Armada en un intento de terminar con la presidencia de Perón. También del incendio y saqueo de la Curia Metropolitana y nueve iglesias, por grupos peronistas, lo que motivó que la Acción Católica se preparara a defender los templos. La sombra de la guerra civil cubrió la vida argentina.

Nota:

Y para conocer más, acerca de la condecoración de Evita en España, clickear, por favor, aquí

*     *     *

De Guillermo Abel Blanco, periodista deportivo y escritor, autor del libro Los Juegos Evita: La historia de una pasión deportiva y solidaria, con prólogo de Víctor Santa María, editorial Octubre, Buenos Aires, Argentina, año 2016:

Los Juegos Evita fueron concebidos como un gran programa de salud, una herramienta para la inclusión, desde la Fundación Eva Perón, impulsados por un médico visionario, el neurocirujano Ramón Carrillo, lograron que miles de niños pudieran participar de actividades organizadas bajo el paraguas de una concepción solidaria del deporte. Dando respuesta a necesidades concretas, a que los niños pudieran acceder a una revisación médica, algo impensado a nivel masivo, el fenómeno superó su matriz deportiva y se incrustó en el sentimiento de millones de argentinos.

El golpe de 1955 intentó borrarlos de la memoria popular, pero lo que se graba en el corazón no se olvida.

Y así volvieron a realizarse de 1973 a 1975, con el plus de contar como participante a Diego Maradona, quien dará allí su primera vuelta olímpica a nivel nacional. Luego, en 1976, otra vez la noche, más cruel y asesina. Quisieron arrasar con todo, pero tampoco lo lograron. Tras la vuelta de la democracia el deporte social debe aguardar largo tiempo hasta regresar a sus fuentes. En 2003 se dan los primeros pasos, en 2004 se instalan en todas las provincias y en 2008 los Juegos Evita son amparados por una Ley Nacional. El libro Los Juegos Evita es un documento único que recorre una historia que marcó a generaciones de argentinos con el deporte y la solidaridad como bandera.

EVITA

Nota: En la imagen, portada del libro Los Juegos Evita, del periodista Guillermo Blanco, 200 páginas, con numerosas imágenes, editorial Octubre, Buenos Aires, Argentina, año 2016.

*     *     *

De Agustina Prieto, historiadora, investigadora y docente, en el suplemento Cultura y libros, en nota con la periodista Lisy Smiles, diario La Capital, Rosario, Santa Fe, Argentina:

Cuatro trabajadores que habían sido acusados por la muerte de un policía en lo que se conoció como la Revuelta de Haymarket fueron ejecutados en la horca. Los llamados Mártires de Chicago quienes junto a miles de obreros adhirieron el 1º de mayo de 1886 a una huelga para reclamar por las 8 horas de trabajo. La fecha ha marcado un hito en la historia de las luchas obreras y ha movilizado a millares de trabajadores desde entonces.

Acusados de ser " enemigos de la sociedad y orden y de dar muerte a un policía " y luego de un juicio que fue considerado una farsa fueron ejecutados Albert Parsons ( estadounidense, periodista, 39 años ), George Engel ( alemán, tipógrafo, 50 años ), Adolph Fischer ( alemán, periodista, 30 años ) y August Vicent Theodore Spies ( alemán, periodista, 31 años ). Louis Lingg ( alemán, carpintero, 22 años ) también condenado a la horca, se suicidó antes de la ejecución de la pena.

En 1890, no mucho tiempo después, Rosario fue, junto a Buenos Aires, de las primeras ciudades en conmemorar el 1º de Mayo. A la vez, en 1904 una huelga de los empleados de comercio pidiendo por la 8 horas de trabajo, el reconocimiento de la entidad que los agrupaba y el descanso dominical, entre otros derechos, arrojó en Rosario la muerte también de cuatro trabajadores, luego de una brutal represión policial en inmediaciones de la plaza Santa Rosa ( hoy plaza Sarmiento ).

En 1884 una de las federaciones que reunían a los trabajadores norteamericanos se había fijado como meta que para el 1º de mayo de 1886 existiera una ley reglamentando las 8 horas de trabajo. Pero el reclamo venía desde hacía muchos años. Una de las primeras propuestas serias referidas a este tema es de 1810, cuando Robert Owen, un socialista utópico británico, plantea que la calidad del trabajo, de lo que produce un obrero, es proporcional a la calidad de sus condiciones de vida. En 1817, vuelve sobre el tema y plantea una suerte de lema, " 8 horas para el trabajo, 8 horas para la recreación y 8 horas para el descanso ". Desde entonces es un reclamo que aparece siempre.

Antes de mayo de 1886, el presidente de EEUU ( Andrew Johnson ) promulga una ley, llamada ley Ingersoll, que establece que la jornada laboral va a ser de 8 horas aunque también dice que en casos especiales la jornada laboral puede ser hasta de 14 o 18 horas. Esa ley se reglamenta y no se cumple, entonces como no se cumple se hace una gran huelga. Esa huelga tiene uno de epicentros en la ciudad de Chicago.

Ese 1º de mayo de 1886 en Chicago la huelga es generalizada. Uno de los pocos lugares donde se trabaja, en realidad es prácticamente el único, es la fábrica McCormick. Trabaja porque los obreros que allí estaban ocupados eran esquiroles, rompehuelgas. Y esto era así porque desde febrero la fábrica estaba de paro porque a sus dueños se les había ocurrido que los obreros tenían que hacer parte de su trabajo de manera gratuita para construir una iglesia. Los trabajadores se niegan, van a la huelga y entran esquiroles. Durante esos días se hacen varios actos. El 3 de mayo hay una concentración en la puerta de la fábrica McCormick, suena la sirena que marca el horario de salida y hay encontronazos. La policía dispara a mansalva, mueren seis obreros y queda un tendal de heridos. Para el 4 de mayo se convoca a un acto de repudio por lo ocurrido días anteriores. Asisten miles de obreros y también gran cantidad de policías. En el lugar donde estaban los policías, estalla una bomba que mata a un agente y deja malherido a otro. Ese es el momento en el cual la policía detiene a una cantidad muy grande de huelguistas y es el inicio de lo que va a ser el juicio a los presuntos responsables de la bomba que mató al policía.

Nunca se pudo demostrar quien fue o quienes fueron los responsables, si a la bomba la pusieron los anarquistas o si fueron obreros o si fue la propia policía. No se supo, pero lo cierto es que se abrió un proceso que estuvo plagado de irregularidades. Como por ejemplo, uno de los que finalmente ejecutan es un dirigente obrero que ni siquiera había estado ahí. Otro de los ejecutados es un periodista que tenía un periódico y que después que la policía mata a los seis obreros escribe una nota anunciando que empieza " la batalla " y pregona " A las armas, obreros ". Entonces, el hecho de haber eso escrito y publicado fue un argumento para hacerlo responsable. Los ejecutados eran todos activistas obreros, pero nunca se pudo probar la participación fehaciente en lo que se los acusaba.

Ese juicio va a tener mucha publicidad, porque después de los sucesos de Haymarket una cantidad importante de empresarios decide por las suyas otorgar las 8 horas de trabajo. O sea, finalmente la huelga general y la paralización de Chicago y otras ciudades en torno de este tema había logrado, a un costo altísimo, las 8 horas. Esto no quiere decir que se trabajará en todos lados 8 horas, no era algo generalizado pero lo cierto es que el reclamo de las 8 horas va a ser el único tema que va a aunar a todos los trabajadores del mundo, incluso de distintas ideologías políticas. El descanso dominical tuvo sus detractores, como por ejemplo los anarquistas que cuestionaban que fuera el domingo, por el cariz religioso del tema. Pero las 8 horas fue una consigna que tuvo adhesión en todo el mundo, entre los socialistas, los católicos, los protestantes y los anarquistas.

Rosario y Buenos Aires fueron las primeras ciudades en el país que conmemoraron el 1º de Mayo. Ocurrió en 1890 y fue como la primera manifestación de organizaciones obreras obreras en el país; salen a recordar a los mártires de Chicago y a reclamar diversos derechos. Esto se relaciona con que en 1889 la Segunda Internacional reunida en París decide que el 1º de mayo de 1890 se concreten actos para conmemorar lo que había ocurrido a partir del 1º de mayo de 1886 en Chicago. Hubo actos en algunas ciudades del mundo. Las concentraciones visibilizaron a los trabajadores. Los diarios de Rosario cubrieron el acto y hasta en cierta manera reivindicaron los reclamos. Decían algo así como que los que ponen trabajo también tienen derechos. El acto partió de la plaza López para llegar a lo que ahora serían las inmediaciones del viaducto Avellaneda. A partir de ese momento, los trabajadores intentan que ese día sea no laborable.

Lo cierto es que lo que muestra la historia de las conquistas obreras es que todo se obtuvo a partir de un reclamo, todas fueron conquistas que hubo que obtener, nunca fueron concesiones, no vinieron de arriba, siempre fueron producto de la lucha.

En noviembre de 1904 una huelga de los empleados de comercio en Rosario logró impulsar la reducción de la jornada laboral y el descanso dominical. El hecho se conoce como la masacre de la plaza Santa Rosa, ya que ese sitio, hoy plaza Sarmiento, fue el escenario de los reclamos.

Domingo 20 de noviembre de 1904. Una multitudinaria asamblea definió una huelga de los empleados de comercio. Pedían el reconocimiento de la entidad gremial; descanso dominical; 8 horas de trabajo; que ningún empleado fuera despedido ni multado por tener actividad sindical y vida externa. El lunes casi no hubo actividad en la ciudad de Rosario y parecía una jornada tranquila. Pero tras una asamblea, el escuadrón policial dispersó a sablazos a los rosarinos que estaban en las inmediaciones de la plaza Santa Rosa. Fue el comienzo de una semana trágica en Rosario, con heridos y muertos. Tras casi una semana de huelgas, y con heridos y muertos causados por la represión policial, los comerciantes de la ciudad aceptaron parte del pliego reclamado por los dependientes de comercio.

La Masacre en la plaza Santa Rosa de la ciudad de Rosario tuvo repercusión nacional. Poco tiempo después, la Federación Obrera Argentina declaró una huelga nacional que incluyó entre los reclamos el repudio de los hechos ocurridos en Rosario.

En la Argentina la fecha del 1º de Mayo tuvo distintos alcances y significados. Así, durante los gobiernos conservadores pasó a a llamarse Día del Trabajo alegándose que los patrones también trabajan. También, los gobiernos surgidos de golpes militares prohibieron la celebración o trataron que pasara desapercibida, pero las organizaciones sindicales lograron subsistir y preservaron sus demandas proyectándolas en el tiempo.

La celebración de la fecha cayó en el olvido entre 1891 y 1895. En los aniversarios sucesivos la fecha sirvió para unificar y darle proyección social a sucesos y reclamos del sector obrero rosarino, tales como la duración de la jornada laboral, y grandes huelgas como la de los estibadores en 1928. También se tradujeron en movilizaciones y concentraciones en respuesta a acontecimientos internacionales, como la ejecución de Sacco y Vanzetti en 1927, o la Guerra Civil Española.

Desde 1945, la jornada del 1º de Mayo comenzó a perder el contenido trágico y de sacrificio que le dio origen y pasó a tener un carácter festivo, modalidad que se fue acentuando con una considerable cantidad de beneficios que el peronismo posibilitó para los trabajadores.

En 1953 la conmemoración estuvo ensombrecida por el fallecimiento de Evita, 26 de julio de 1952.

Los golpes militares tuvieron entre sus prioridades la persecución a los trabajadores y la celebración del 1º de Mayo adquirió un sentido añadido, el de resistencia contra los abusos dictatoriales. El año 1969 fue ejemplar en este sentido, cuando la movilización obrera y estudiantil desató una serie de protestas que dio lugar al primer Rosariazo.

La dictadura cívico - militar de 1976 se ensañó con el movimiento obrero organizado. Según registros de la CONADEP ( Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas ), la mitad de los desaparecidos fueron trabajadores y empleados.

En la actualidad, la Argentina mantiene un elevado estándar en cuanto a los derechos de los trabajadores que incluyen aguinaldo, vacaciones, licencia por maternidad y cobertura por accidentes o enfermedades profesionales, entre otros, que benefician a más de diez millones de empleados anotados formalmente, nucleados en unas dos mil organizaciones sindicales de distintas ramas.

*     *     *

Del libro " Eva Perón - Acción de gobierno y mito popular ", del sociólogo, historiador, investigador y escritor Roberto Baschetti y la artista plástica argentina Nora Patrich, colección " No me olvides ", 256 páginas, con ilustraciones a color y más de 300 fotografías inéditas de Eva Perón, material de la hemeroteca de Facundo Carman y del archivo de Roberto Baschetti, editado por Marcelo Sternberg, editorial Jironesdemivida, Buenos Aires, Argentina, año 2017:

A los 27 años, Eva Perón comienza una labor sin precedentes en la Secretaría de Trabajo y luego en la Fundación que llevará su nombre. Sus obras se cuentan por millares: hogares de tránsito para las mujeres del interior de nuestro país que vienen a la capital y no tienen adonde alojarse ( como le pasó a ella ); una ciudad infantil con juegos y educación para los más pequeños, sin precedentes en la Argentina y el resto de América; colonia de vacaciones para los hijos de los trabajadores; hogares de ancianos; campeonatos de fútbol infantiles y juveniles; escuelas de enfermeras; clínicas y hospitales modernos; escuelas y una cadena de provedurías para comprar los artículos de primera necesidad a precios ventajosos. Eva Perón pasa por méritos propios y de acuerdo a las necesidades de cada uno de los argentinos que recurre en busca de su ayuda: la madre, hija, nieta, mediadora, interlocutora ó realizadora de un sinfín de obras que llevan su impronta: ejecución rápida y a favor de los más necesitados. Allí no hay burocracia paralizante ni tampoco se " cajonean " los expedientes o se promete para un potencial futuro incierto. Una de las definiciones del conductor del peronismo, encuentra en Eva Perón a su más fiel intérprete: " Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar ".

En éste libro se repasa toda su obra de gobierno a través de más de 300 fotos inéditas.

EVITA

Nota:  En la imagen, portada del libro " Eva Perón - Acción de gobierno y mito popular ", de Roberto Baschetti y Nora Patrich, 256 páginas, más de 300 fotografías inéditas de Evita, editorial Jironesdemivida, Buenos Aires, Argentina, año 2017.

*     *     *

De Juan Carlos Cernadas Lamadrid, dramaturgo:

Nací en 1940. De aquel peronismo inicial poco puedo decir como experiencia personal. Pero lo que sí guardo como una experiencia propia de mi infancia es el recuerdo de Evita, su voz. Esa voz fuerte, alterada, que caracterizó muchos de sus discursos públicos. Su voz me atrapaba en la misma medida que me inquietaba y me obligaba a permanecer inmóvil ante el aparato de radio de mi abuela, como si aquel torrente de palabras, para mí entonces incomprensibles, pudieran revelar el misterio que desde mi inocencia se agigantaba: ¿ Por qué estaba tan enojada esa señora ¿ Pero quizá lo que entonces me extrañaba aun más, era no entender por qué lo que esa señora decía, enfurecía tanto a unos, al mismo tiempo que la gran mayoría la aplaudía y vitoreaba su nombre hasta las lágrimas.

Provengo de una familia  -  tanto paterna como materna  -  de vieja raigambre argentina. La histórica lucha entre unitarios y federales no fue para mí un dato del pasado extraído de un texto escolar. Fue una vivencia. Entre la familia de mi madre  -  unitaria  -  y la de mi padre  - rosista incluso por vínculo de sangre  -  se reprochaban muertes y persecuciones y destierros, como si acabaran de suceder.  Con el advenimiento del peronismo se inauguró para muchos esta escisión profunda pero no para mí. En mi familia, con el peronismo, también se ahondó la división ya existente. Recuerdo que en reuniones familiares se imponía en el living un cartel que rezaba " Prohibido hablar de política ", aunque jamás dio resultado. Pero aunque las pasiones eran nuevas, de alguna manera yo sentía como la prosecución de un mismo discurso: dependencia, nacionalidad, entrega, expoliación.

Cuando superé la adolescencia, había comprendido ya por qué esa señora se enojaba tanto y por qué enojaba a tantos. Claro que su enojo expresaba ahora otro dato de indudable peso en la realidad: la relación entre explotadores y explotados. Comprendí entonces que el odio atribuido a Evita no era más que la reacción propia de quienes se veían desenmascarados en sus privilegios de oligarquías dominantes, como ella misma solía decir. Por lo que ya en mi juventud el " odio " que Evita sentía por los que provocaban la marginación y la miseria, me pareció no sólo justo, sino profundamente cristiano. Así su odio se hizo mío sin comprender por inmadurez que su mensaje era mucho más profundo, moral y cristiano que el que yo le atribuía. Comencé a comprender esto  -  tardíamente sin duda, por mi propio origen burgués  -  cuando cayó en mis propias manos un libro del entonces obispo de Avellaneda, monseñor Jerónimo Podestá, que hablaba de la " violencia del amor ".

Recién ahí advertí que lo de Evita no era odio, sino amor.   Amor en rebeldía. Ella provenía de ese mismo pueblo marginado y explotado. Su voz fue un grito por todos aquellos que no habían podido gritar. Fue un desenmascaramiento definitivo y esto, en sí mismo, es un acto de amor. Por esto el odio que ella pudo provocar, no estuvo en el pueblo. El odio fue la reacción de aquellos que se sintieron tocados como opresores de ese mismo pueblo.  Tanto es así esto, que a Evita no se la sigue por sus ideas, aunque éstas no sean excluyentes. A Evita simplemente se la ama. La ideas pueden perder vigencia, o necesitan reacomodamientos o " aggiornamientos " ante la realidad cada vez más compleja, pero el amor, no. Y ésta es la revolución que Evita sigue y seguirá encarnando.

Basta ver quién la amó, quién la ama, quién la odió, para saber de qué lado de la vida se está. Quienes han estudiado o reflexionado sobre la vida y la obra de esta mujer argentina se han preguntado cuál fue el motivo que la llevó a semejante despliegue de actividad, de la mañana a la noche, sin pausa, inmersa en un mundo de luchas e intrigas políticas, sin paz ni descanso.

Sus detractores apuestan todo a la teoría que muestra a Evita como una mujer ambiciosa, guiada en su acción por represalias y venganzas personales. Mary Main, María Flores, en su libro La mujer del látigo, considera que " la Fundación Eva Perón fue creada por despecho por una mujer ambiciosa y resentida ". Con lo que desvaloriza, de allí en más, toda la labor, la obra, la actividad social que desarrolló. Para completar esta diabólica interpretación agrega que " si la aristocracia argentina ( ¿ ) la hubiera recibido, ella no hubiera ambicionado más poder, devorada por una sed insaciable, que habría de conducirla, si la muerte no se adelantaba, a la insanía ".

Cuando habitualmente hablamos de la palabra ambición cualquiera de nosotros piensa que significa ansias de tener riquezas, de acumular poder. Creo que no pasa por ahí la esencia de una vida como la de Eva Perón. Cabe preguntarse si no hay en todas las conductas de los hombres una ambición a realizar, si este sentimiento no es el motor que nos hace caminar en la vida. Es importante señalar este aspecto del tema, como si uno no pudiese decir que un escritor tiene la ambición de escribir la mejor obra o un político no tiene la de llegar a la Presidencia, o un empresario la de tener una gran empresa. Eva Perón tuvo una primera etapa, como todos los seres humanos, la de la ambición de abrirse camino, de gestar su propio protagonismo y eligió el camino artístico, como otros eligen el comercio, la ingeniería o la política, y en este sentido tenía una sed enorme de desarrollar su vida y su rol.

Evita tuvo una segunda etapa donde esa ambición, tal vez personal, como la de cualquier ser humano, se transforma en realidad a través de una causa. Cuando se encuentra con Perón se mimetiza en la idea de lo que había que hacer y pasa a tener la ambición de lograr los objetivos de una causa.

Justamente, lo importante de Eva es que tuvo la grandeza de haber sabido transformar las propias aspiraciones de protagonismo personal de la primera etapa de una artista en el protagonismo social de ser un instrumento para dignificación de los hombres y mujeres del pueblo.    Eva Perón si hubiese querido integrarse a la oligarquía, podía hacerlo fácilmente siendo la mujer del Presidente de la República. Y en su orden de valores alcanza con ser la esposa del Presidente. 

Son palabras de Eva Perón: “ Dicen que soy una resentida social. Soy una resentida social, pero mi resentimiento no viene de ningún odio sino del amor: del amor por mi pueblo cuyo dolor ha abierto para siempre las puertas de mi corazón ". " Y me pregunto por qué hubiese podido rechazarme la oligarquía. ¿ Por mi origen humilde ¿ ¿ Por mi actividad artística ¿ ¿ Pero acaso alguna vez esa gente tuvo en cuenta estas cosas tratándose de la mujer de un presidente ¿  Nunca la oligarquía fue hostil con nadie que pudiera serle útil. El poder y el dinero no tuvieron nunca malos antecedentes para un oligarca. La verdad es otra. Yo, que había aprendido de Perón a elegir caminos poco frecuentados, no quise seguir el antiguo modelo de esposa del Presidente ". 

" Sí. Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que mi nombre figurase alguna vez en la historia de mi Patria ... y me sentiría debidamente, sobradamente compensada, si la nota terminara de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba cariñosamente Evita ".

*     *     *

De Ramón Landajo, periodista, secretario y ayudante de Perón:

Conozco, como pocos, la tremenda soledad en la cual vivió el General desde que inició su destierro en setiembre de 1955, y como nadie, depositario de muchos de sus secretos. Ese es, para mí, el mejor premio que defiendo y guardo con orgullo ya que he sido y soy quien sin buscar recompensa fui distinguido por Perón como amigo y colaborador.

Según me confiaba el General, definida y finalizada la Segunda Guerra, el poder mundial que representaban los líderes de las potencias vencedoras, decidieron cuál sería el destino de todos los países del mundo.

Si bien habían fijado sus ojos en nuestro Continente, y particularmente en Argentina, Brasil y Chile, comenzaron a tener temores que la prédica y ejercicio peronista pudiera extenderse por el mundo. Aquella guerra, como todas las que se han generado a través de los tiempos, estuvieron impulsadas por intereses económicos y la finalidad principal era la de controlar la riqueza de las naciones a través de la sumisión y explotación de sus pueblos.

Varios emisarios llegaron al general, tratando de convencerlo de que cometía serio error al tratar de crear conciencia en las masas sobre derechos que hacían al respeto a la dignidad del hombre de trabajo, como también impulsar la idea que el capital debía tener una finalidad social y solidaridad con los sectores sumergidos. Igualmente, esos emisarios pretendían imponer condiciones para impedir el desarrollo de la industria nacional, ya que, de existir y progresar, constituía un peligro para el desarrollo de sus fábricas en otras latitudes, y fueran una competencia en los mercados internacionales. El papel que habían reservado para la Argentina era la de un reservorio y encontraba en Brasil el lugar ideal para instalarse, ya que tenían asegurada una mano de obra aunque no muy calificada sí barata por las perspectivas de hambre y miseria que se proyectaba en su creciente población. Las necesidades, solía sostener el General, llevan al individuo a aceptar imposiciones denigrantes para así sobrevivir dentro de este mundo lleno de egoísmo.

Fácil le hubiera resultado al General Perón aceptar los ofrecimientos si hubiera ambicionado riqueza, comodidad y figurar en el mundo de los vanidosos. Siempre sostuvo su pasión nacional y luchó para implantar un sistema justo, donde se respetara y dieran seguridades a todos los sectores de la población para gozar de una vida digna de ser vivida dentro del marco de libertad y el respeto.

El precio que tuvo que pagar lo conocemos. Vivió dieciocho años en el exilio. Dieciocho años en que alejado de su Pueblo, silenciado por falsos intermediarios que escondían sus mensajes o los relataban de acuerdo a los intereses que representaban, pudo regresar cuando sus enemigos, conociendo sus precarias condiciones de salud, que anticipaban una corta vida, planificaron la última etapa de su existencia.

Regresó Perón en 1973.

Semanas antes de su fallecimiento, en la entrevista que tuvo lugar en su despacho en la Casa Rosada, me manifestó su amargura ante el panorama que ofrecía la realidad argentina. Habían cargado sobre él todas las responsabilidades. Lo presionaban a diario con problemas que se creaban a su alrededor, con la finalidad de apurar su tránsito por este mundo. Como bien lo relatara el escritor Enrique Pavón Pereyra en uno de sus libros, testimoniando el cerco que sufría Perón, el Presidente se encontró que ni papel esquela tenía en su escritorio de trabajo. Escamoteado por López Rega, era una especie de seguro para él, que nada le podía escapar. Al notar Perón esto, expresó:

" Como verá , hasta el papel me quitan. Los remedios me los esconden, y a diario buscan irritarme, para ver si así apuran mi final. Son los cuervos que me rodean, esperando ver mi cadáver para devorarlo como carroña ".

" No puedo descalificar a todos. Pero sí descalifico a los que desmedidamente, suciamente, se valen de la confianza para cometer toda clase de atropellos, burlas y delitos. Los he visto actuar a mi alrededor durante el ejercicio de mis funciones de gobierno, y si bien no he podido desprenderme de esas sanguijuelas miserables, de esos gusanos, es por la simple razón de que eran parte o componentes de toda una organización que se cuela, en cualquier organismo o institución, y ocultando su personalidad tras el disfraz de la hipocresía, son los que sabotean todo proyecto que pueda significar un beneficio para los sectores que reclaman justicia y comprensión ".

" La función de un Presidente, y comienzo por mi caso, no era simplemente la de aparecer en actos públicos, rodearme de los alcahuetes de turno y leer los discursos que muchas veces me elaboraban. Tampoco la de ser un simple monigote que se presentaba en actos con la finalidad de mostrarse como el poder absoluto, como un buen hombre de relaciones públicas, sino que era preciso que un jefe de Estado sea un hombre que, escapando de las vanidades a que lo lleva la circunstancia, dedique todo su tiempo en pensar, proyectar y trabajar, supervisando todo, para que lo prometido a su pueblo se concrete en realidad. Yo he trabajado permanentemente, y he tratado de sacar el mayor provecho al tiempo que dedicaba a estudiar los problemas y hallar soluciones. Si mucho no pude lograr es por mi falta de tacto o conocimiento al elegir a hombres que llegaban a mi lado, no con la finalidad de servir a los intereses de todos, sino el servirse de una ubicación dentro de la estructura y tener cierto poder para cometer las burlas mayores a la confianza que en ellos había depositado. Mucho más tras la muerte de Eva, ya que me dejó la espalda desprotegida ".

" El jefe de Estado está siempre en el blanco de la mirada de todo el mundo. Sobre él ejercen toda clase de presiones sectores supuestamente amigos, que no llegan con la finalidad de dar soluciones o apoyo a proyectos que puedan servir a la comunidad, sino que cada uno busca sacar beneficio personal o de grupo de cada situación. Pocas veces aportan ideas positivas, sino que, en la mayoría de los casos, son los que crean intrigas y dificultades sobre otros para generar un clima de enfrentamiento y discordia que, finalmente, pueda favorecerlos ".

" Para que esto suceda, cuentan con una maquinaria publicitaria, a la que se prestan los mercaderes de la prensa que relatan hechos sin importancia, pero que los convierten en grandes escándalos para así destruir internamente a los hombres probos y de capacidad que puedan servir con lealtad a esa confianza que en ellos se deposita ".

" Del hombre público dicen de todo. Escriben libelos ofensivos y se ocultan en un supuesto derecho de ser fiscales, cuando ellos carecen de los más mínimos principios de lo que es moral. El funcionario público está expuesto a todo tipo de ataques. Cuando es honesto, sufre. Cuando no lo es, sale a la palestra a defenderse y buscar la conciliación mediante el otorgamiento de prebendas para que silencien u oculten todo aquello que pueda afectarlos en sus ambiciones o proyectos ".

" El funcionario público, de primer nivel, debe ser consciente que cumple una tarea que debe desempeñar con eficiencia y lealtad. Aquél que forma parte de un equipo de gobierno no puede ni debe buscar sobresalir por lo que no es, sino que debe encontrar el reconocimiento por lo que hace en servicio a esa comunidad a la cual debe servir. Las tarjetas con escudo a seco y títulos, no deben ser pasaportes para cometer iniquidades, ni tampoco para presionar para todo cuanto se riñe con la honestidad y la moral. Hay muchos de esos funcionarios que utilizan su poder o cargo para buscar los caminos que le aseguren un bienestar económico futuro, especulan con el cargo para cometer desfalcos a la ingenuidad de sus representados, y carecen de los elementales principios de lo que es servir con honestidad a la Nación y al Pueblo. Buscan rodearse de alcahuetes e incapaces, pero sí aventureros que puedan canalizar sus negocios para repartir limosnas que generalmente dan a quienes son obsecuentes y adulones. De vez en cuando hacen una cosa bien, ayudando a determinada entidad, pero siempre buscando que ese acto o ese hecho se realice frente a medios que puedan publicitarlos. Carecen de total humildad y grandeza ".

" El hombre común, el hombre de pueblo, es el que tiene problemas, para él insolubles, no siempre encuentra eco en las autoridades. ¿ Qué le importa al mal funcionario el padecimiento de uno en millones, si eso no le permite ganar el reconocimiento de quienes, al abandonar la función, pueden contratarlo para servir en las sociedades bastardas que han favorecido suciamente ¿ ... ¿ Qué puede importarle al hombre que conduce un gran proyecto, que muchos sean víctimas de la ambición de los especuladores, si, en definitiva, para lo único que sirve acercarse a las bases es para reclamar de ellas el voto en elecciones ¿ ..."

" Yo he visto y comprobado, como también combatido durante mi gobierno, a muchos que simulaban sentimiento popular, pero que eran insensibles a los reclamos de los castigados sectores humildes. Preferían codearse con los perfumados millonarios nacionales o extranjeros, antes de convivir con el sudoroso trabajador que, en definitiva, es el que hace con su esfuerzo y sacrificio las grandes obras que construyen una gran Nación ".

" Es posible que algún día usted pueda llegar, pese a su poco deseo de ser funcionario público o político, a ocupar un cargo dentro de la estructura de gobierno. Tenga en cuenta, si llega serlo, que, primero de todo, es tener las puertas abiertas a todos los sectores más castigados de nuestro pueblo. No escape a los reclamos de los que claman justicia. No malgaste su tiempo en actos o ceremonias que solamente sirven para determinadas escenas de esta parodia que es la tarea de gobernar. Sus minutos serán necesarios para dedicarlos a responder a la confianza de quienes, lejos de usted, saben que está trabajando por ellos. No busque el halago fácil, y deseche las adulerías y alcahueterías. Cuando reciba a alguien que mucho pueda ofrecerle, desconfíe de él. Tratará de encontrar su lado flaco, para hacerlo caer en sus trampas para después dominarlo ".

" Sienta el dolor de los que sufren. No escape a la realidad en momento alguno. No crea cuanto muchos gritan organizadamente, pero sí valore aquello que susurran los que no tienen fuerza para poder gritar, ya que le han quitado la voz. No crea en la justicia de los hombres, porque como tales, siempre están expuestos a ceder ante las propias ambiciones personales, familiares o de grupo. No se deje ganar por el ego, porque ese será su mayor enemigo. Si llega al cargo, sepa que ese es un honor que le da el pueblo. Sea honesto con sus propias convicciones, y si bien como todo humano debe tener ambiciones personales, que las mismas no sean excesivas. Lo que abunda, daña. Cuántos de esos millonarios que hoy se ufanan de estar junto a nuestros enemigos, son los mismos solicitantes que llegaban arrastrándose hasta mi despacho. Hasta el dinero que ha sido y es del Movimiento y de la Nación, y que por razones de Estado se les confiaron, hoy lo usan, no para servir a los sectores necesitados, a los perseguidos, a los encarcelados o a las familias de quienes murieron por defender un ideal, sino para ubicarse dentro de las élites insensibles, usureras y especuladoras ".

" La función pública, le repito, es el honor que le confiere la mujer y el hombre de nuestro pueblo, en la idea que habrá de responder a esa confianza que han depositado en el funcionario o la autoridad, o bien en los dirigentes ".

" Cuando regresé, no imaginé que tanto habría de ser mi padecimiento. Al final de mi vida, todo resulta más doloroso. No en lo físico, sino en el espíritu. Compruebo a diario cómo se ha distorsionado, cómo se ha bastardeado todo cuanto se ha hecho, y que no es un esfuerzo solamente mío. Cientos de miles de peronistas han ofrendado todo en pos de hacer una Gran Argentina. No ha fallado el pueblo. Los que han defraudado, en su mayoría, son los dirigentes que no han sabido estar a la altura de las circunstancias. Cada uno ha jugado su propio partido y poco o nada les ha interesado el país o el pueblo ".

" Yo que los he recibido a casi todos, cada uno con su gallito bajo el brazo, los conozco bien. Les he tenido que aceptar imposiciones, en la esperanza de que el pueblo pudiera darse cuenta de cuán ruines eran aquellos que suponían los representaban o actuaban con lealtad. No imagina cuántos sapos me he tenido que tragar a lo largo de todos estos años de exilio ".

" Poco es el tiempo que me queda. Quisiera cerrar mis ojos con tranquilidad, pero, imagino que diariamente aumentarán las angustias ante el acoso de quienes ya festejan mi desaparición, y hacen planes para repartirse lo que puedo dejar. Quisiera que al morir mis restos fueran depositados en algún lugar de esa abandonada tierra patagónica, donde disfruté años de mi niñez. Quizá, desde ese lugar adonde no llegan tantos que esconden tras su supuesta lealtad, toda la falsedad, bajo la luz de las estrellas, en esas noches frías, pueda hallar la tranquilidad que todo guerrero ansía. Pero, ni en la muerte habrán de dejarme tranquilo. Justificarán su aparente indentificación, no divulgando y promoviendo lo que ha sido y es nuestro proyecto, sino colocando bustos en plazas o paseos, o bien poniendo mi nombre a calles y edificios. Con eso pretenderán justificarse antes las facilidades que encontrarán para engatusar con falsas promesas y asumiendo una posición que jamás tuvieron, a masas que confían y creen aún en esos nombres ".

" Usted lo habrá de comprobar. No pasará mucho tiempo. Pocos serán los que me recuerden con afecto, ya que contados son los amigos leales que he tenido. Los verá, y no dudo que sentirá bronca al escucharlos. Pero, como siempre he dicho, la mentira tiene patas cortas. Ellos mismos caerán por el propio peso de sus pecados, y pagarán las consecuencias, sintiendo el repudio de todo el pueblo ".

" Horas amargas e inciertas habrá de sufrir la Patria. Nuestro pueblo, tan heterogéneo, producto de tantas cruzas de razas, se mueve por el impulso que le da el bolsillo y el estómago. No es un pueblo sufrido, porque le hemos dado todo, sin mucho esfuerzo. Ese ha sido el gran pecado, y el sabor amargo que llevo en mi boca por el fracaso de tanto esfuerzo y la frustración de tantas esperanzas; son una carga pesada que hacen más duro el andar por el tramo final de la vida. Yo no alcanzaré a verlo, pues sé que mi vida se encuentra en el último tramo. Trato y he tratado en estos años hacer comprender la necesidad que cada argentino asuma la responsabilidad de lucha que le corresponde. Pero, no lo he podido lograr. Yo no puedo obligar a mujeres y hombres a tomar decisiones y luchar por sus derechos. Ellos deben ser artífices de su propio destino ".

" El honor y la dignidad de la patria no puede estar en manos de unos pocos, ya que todos deben sumarse en la defensa de la misma, si no quieren guardar el estigma de la traición ".

" Y el pueblo habrá de reaccionar. Al igual que un gato encerrado en una habitación, cuando se sienta acosado y sin posibilidad de salvarse, se arrojará sobre quienes lo opriman para liberarse ".

" La patria es la esencia misma que da Dios al hombre, para que la construya, para que la haga grande y finalmente la disfrute. Y la principal herramienta es cada uno. En su conciencia lleva la gran responsabilidad. Quiera Dios dar fuerza a todos para que con convicciones y conducta puedan salir airosos ".

Murió en soledad el 1 de julio de 1974. El teniente coronel Alfredo Díaz veló sus restos, mientras se daba en forma oficial la noticia de su fallecimiento por la cadena de radio y televisión.

*     *     *

Textos cortesía de Carlos Vitola Palermo de Rosario, Santa Fe, República Argentina.

Anterior


Indice de historias, anécdotas y testimonios


Puntos de navegación:

Introducción     Eva Duarte 1919-1943     Eva Perón 1944-1947     Evita 1947-1952     Cronología básica     Eva Duarte de Perón     Links     Bibliografía     Carta anónima     Novedades


Aquí puedes ver otras páginas realizadas por mí sobre:

Eva Perón    Documentos gráficos de Evita    Documentos gráficos de Evita (II)    Superman (moderna)    The Spanish Superman Homepage    Superman expandido    Superman Returns    Supergirl de Peter David    Superman en España    The Man of Steel    The Great Superman Thematic Museum    Legion of Super-Heroes    Smallville    Flash Gordon y Jungle Jim Sunday 1934-1944    Dan Dare. Pilot of the Future    Prince Valiant Sundays 1037-1956    Tarzan    The Heart of Juliet Jones    El Eternauta    El Hombre Enmascarado (The Phantom)    El Guerrero del Antifaz    Pantera y Pequeño Pantera Negra    Los Diez Mandamientos    El mundo de Suzie Wong    La llegada (Arrival)    El Rostro Impenerable (One Eyed Jacks)    La ciudad de Jaca en imágenes    La ciudad de Amposta en imágenes    Ava Gardner    Kylie Minogue     Kim Wilde     Hurts     Mi paso por Telefónica    Coreano para españoles    Página índice de todas mis páginas


DOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLEN

Esta página está dedicada a mi esposa Dolors Cabrera Guillén, fallecida por cáncer el día 12 de marzo de 2007 a las 18.50 y por seguir su última voluntad, ya que conociéndome, antes de morir, me hizo prometerle que no abandonaría la realización de mis páginas web.

Homenaje a Dolors Cabrera Guillén


(C) Copyright   Mariano Bayona Estradera 1999 - 2016